Inmodiario

El buzón contra el fraude en viviendas para uso turístico en el País Vasco, que presentó hace un mes la consejera de Turismo, Comercio y Consumo, Sonia Pérez Ezquerra, ya ha recibido 111 denuncias.

Las principales irregularidades son la no inscripción en el registro de empresas y actividades turísticas o el alojamiento de más personas de las permitidas

Desde que se activó, se han recibido 111 denuncias: 83 en Vizcaya, de las que 72 están localizadas en Bilbao; 27 en Guipúzcoa, 17 situadas en San Sebastián y 1 denuncia en Vitoria.

De las denuncias presentadas 51 corresponden a la no inscripción de la vivienda en el Registro del Departamento de Turismo, mientras que 25 hacen referencia al incumplimiento de aforo, alojando a más personas de las permitidas.

Una serie de denuncias deberán ser desestimadas por hacer referencia a cuestiones que no son competencia de la autoridad turística, como pueden ser las molestias por ruidos o problemas en la convivencia, pero que sí podrían ser denunciadas en los respectivos ayuntamientos.

En este sentido, el Departamento de Turismo quiere recordar que el buzón podrá atender a denuncias referidas a vulneraciones de la Ley de Turismo y de los Decretos derivados de ella, como el Decreto de Viviendas y Habitaciones de Uso Turístico.

Una de las mayores dificultades a la hora de detectar el fraude en las viviendas es poder localizar las viviendas que se publicitan sin estar inscritas en el registro; y, por otro lado, las viviendas que estando registradas como habitación se publicitan o se alquilan como viviendas completas.

Con el fin de facilitar la detección de estos y otros muchos casos, se habilitó un buzón de denuncia ciudadana para que puedan ser los propios vecinos quienes denuncien este tipo casos si son conocedores.

El buzón es anónimo y permite denunciar las infracciones más frecuentes, que la propia página sugiere, o cualquier otra que puede especificar el denunciante.

Estos son los supuestos sugeridos por ser los más habituales:

-No se ha colocado distintivo en el exterior del edificio o junto a la puerta de entrada a la vivienda para uso turístico

-En la vivienda para uso turístico se alojan más personas que las permitidas

-La vivienda para uso turístico no cuenta con un seguro de responsabilidad civil que garantice los daños a las personas usuarias de la vivienda o a terceras personas que puedan ocasionarse como consecuencia de la actividad alojativa

-La publicidad de la vivienda para uso turístico no responde a la realidad de los servicios que se prestan

-La publicidad de la vivienda para uso turístico incluye aspectos que vulneran los derechos fundamentales o las libertades públicas

-Otras irregularidades