Inmodiario

El despacho internacional de abogados Bird & Bird ha organizado una mesa redonda titulada 'Alojamientos turísticos: Regulación y competencia', durante la cual se ha analizado la regulación fragmentada del sector del alojamiento turístico en España y los problemas que presenta desde la perspectiva de las normas de unidad de mercado y de protección de la competencia.

La jornada ha consistido en una mesa de debate moderada por Patricia Liñán, Socia del Departamento de Competencia y Derecho de la UE de Bird & Bird, en la que participaron Jacobo Sánchez-Andrade, Counsel del Departamento Inmobiliario de Bird & Bird, Joaquín López Vallés, Director del Departamento de Promoción de la Competencia en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y Adolfo Merás Cruz, Presidente de MADRID ALOJA, asociación que representa a particulares, gestores y pequeños propietarios de alquiler vacacional en la comunidad de Madrid.

En la jornada se ha analizado la situación actual de las viviendas de uso turístico en España, así como su impacto para los residentes locales o el aumento del precio del alquiler debido a esta tendencia. El debate se ha centrado en el marco legal existente, que impone restricciones para llevar a cabo esa actividad, y las posibles implicaciones bajo la perspectiva antimonopolio.

Adolfo Merás Cruz, Presidente de MADRID ALOJA, ha señalado que "tenemos que poner la línea en el tema de la convivencia y proponer medidas que persigan no al propietario o al gestor, sino a la persona que altera la convivencia, ya sea turista, estudiante o vecino". En cuanto al impacto de las viviendas de uso turístico sobre el precio del alquiler, Joaquín López Vallés, Director del Departamento de Promoción de la CNMC, ha recalcado que "en ninguno de los casos donde la CNMC ha impugnado se había acreditado un impacto de las viviendas de uso turístico sobre los precios del alquiler".

Por su parte, Jacobo Sánchez-Andrade, Counsel del departamento de Inmobiliario, ha analizado las dificultades que encuentran las autoridades centrales, regionales y locales españolas para regular las viviendas de uso turístico en España, y más específicamente, en los casos en que las viviendas son utilizadas masivamente por los turistas. Asimismo, ha señalado la gran cantidad de regulaciones aprobadas en los últimos años por las Comunidades Autónomas españolas y los Ayuntamientos donde se requiere una armonización a nivel nacional, así como las recientes sentencias del Tribunal Supremo español en este asunto. Durante su intervención, también se ha centrado en el Plan Especial de Alojamiento ("Plan Especial de Hospedaje") recientemente aprobado por el Ayuntamiento de Madrid, en el que, entre otros aspectos, los alojamientos para turistas ubicados en el centro de la ciudad deberán disponer de una licencia administrativa para desarrollar válidamente dicha actividad, ya que implicaría el ejercicio de una actividad económica y, por lo tanto, no constituiría una residencia privada. Este plan está alineado con lo que otras ciudades en España como Valencia, Palma de Mallorca, Bilbao o San Sebastián, entre otras, han aprobado recientemente.