Inmodiario

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la directora general de Turismo Comercio y Artesanía, Ana Isabel Fernández Samper, ha mantenido un encuentro con la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Toledo para abordar la problemática de las viviendas turísticas ilegales.

En ese sentido, las próximas semanas la Administración autonómica, a través de los servicios provinciales de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, iniciará un plan de inspección específico con el objetivo de regularizar las viviendas de uso turístico que en estos momentos se están comercializando en las principales plataformas de internet, a través de páginas propias y de empresas gestoras de apartamentos y viviendas que no están inscritas en el registro tal y como exige la Ley de Turismo.

El ejercicio de la actividad de alquiler turístico sin la inscripción se considera por la Ley de Turismo infracción muy grave y se establecen multas de entre 6.011 euros a 60.010 euros y suspensión de ejercicio de empresas o actividades turísticas o clausura del establecimiento hasta tres años.

Se estima que solo en Castilla-La Mancha existen más de 2.000 viviendas que se están comercializando para turistas en las principales plataformas de internet, páginas web y empresas gestoras de apartamentos y que, solo en Toledo capital, se concentran más de 400.

El Decreto 36/2018 de 29 de mayo por el que se establece la ordenación de los apartamentos turísticos y las viviendas de uso turístico en Castilla-La Mancha, entró en vigor el pasado 1 de julio de 2018, fecha a partir de la cual cualquier vivienda de uso turístico, debe estar inscrita como establecimiento turístico en el Registro oficial de la Dirección General de Turismo, comercio y artesanía de Castilla-La Mancha.

El Decreto, además, contempla una serie de obligaciones relacionadas con la tributación de impuestos y cumplimiento de la obligación de comunicar a la Policía Nacional, a efectos de seguridad, la identidad de los huéspedes que alquilan.

La norma define las viviendas de uso turístico como "los pisos, casa, chales u otros inmuebles análogos amueblados y equipados en condiciones de uso inmediato, que son comercializados o promocionados en canales de oferta turística para ser cedidos temporalmente y en su totalidad a terceros, de forma habitual, con fines de alojamiento turístico y a cambio de contraprestación económica". Se entiende por habitualidad "cuando se facilita alojamiento en dos o más ocasiones por anualidad, publicitándose en cualquier tipo de canal de comercialización propio o de terceros".

El número de viviendas registradas hasta el momento es muy bajo, situación que ha llevado a mantener una reunión de coordinación entre miembros de la Asociación de Hostelería y Turismo de Toledo, la directora general de turismo y el Director Provincial de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo de Toledo.