ARAG es una compañía líder, especialista en seguros de Defensa Jurídica y Asistencia en Viaje.
Inmodiario

A muchas personas les apasiona viajar y han visto la vivienda turística como una oportunidad para estar como en casa y al precio que les indique su bolsillo. Existen páginas webs y apps, ahora conocidas por gran parte de la sociedad, y que están fomentando esta opción, de modo que se ha producido un cambio a la hora de escoger el alojamiento. Y esto, evidentemente, ha afectado al mercado inmobiliario.

La clave para que una vivienda sea rentable es tener una elevada ocupación

En los últimos tiempos ha aumentado la inversión en la compra de viviendas con el fin de concertar alquileres con fines turísticos. A quienes tienen posibilidad de alquilar una vivienda suya parece ser que este tipo de alquileres les proporciona una alta rentabilidad puesto que la renta que pactan suele ser más elevada que la renta de un alquiler de vivienda habitual. Aún así, "debemos tener en cuenta que la alta rentabilidad se consigue si se ocupa la mayor parte del tiempo, y esto depende de la zona donde se sitúa la vivienda", explica la abogada de ARAG especialista en temas inmobiliarios, M. Carmen Mohedas.

No todo son ventajas para las viviendas turísticas

Aún así existe alguna desventaja. Por ejemplo, la tributación es distinta si no se realiza un alquiler de larga duración. Además, según el inquilino, siempre existen riesgos y no debemos olvidar que se deben gestionar licencias para el uso turístico.

Tributación de una vivienda turística

En cuanto a la tributación, la abogada de ARAG especialista en temas inmobiliarios comenta que: "los alquileres de temporada se tienen que declarar en el Impuesto de la Renta como rendimientos de capital inmobiliario sin poder aplicarse la reducción del 60% en el rendimiento neto, hecho que sí se contempla en el caso del alquiler de vivienda habitual. Además, durante el período en el que la vivienda no esté alquilada se tendrá que tributar como rendimientos la imputación de rentas, es decir, el 2% del valor catastral o el 1,1% del valor catastral si éste ha sido revisado".

¿Cuál es el perfil del arrendatario de un piso turístico?

Respecto al tipo de arrendatarios que se decantan por el alquiler de uso turístico, en muchas ocasiones se trata de personas de nacionalidad extranjera. "Alquilarles la propiedad puede suponer un riesgo si se les tiene que reclamar responsabilidades por incumplimientos, como puede ser el impago de rentas o los daños en la vivienda, porque a lo mejor ya han vuelto a sus países de origen", añade M. Carmen Mohedas, abogada de ARAG, compañía aseguradora especialista en Defensa Jurídica.

Licencias

En la actualidad, al ser muy común la existencia de pisos turísticos -sobre todo en grandes ciudades-, se han puesto medidas por parte de la Administración. En los Ayuntamientos de muchas localidades españolas se exige al propietario que obtenga una licencia previa para poder alquilar su vivienda para uso turístico.

Antes de decantarse por un tipo de alquiler u otro hay que valorar todos los pormenores y riesgos que puede conllevar. Y tú, ¿por cuál te decantas?

ARAG es una compañía líder, especialista en seguros de Defensa Jurídica y Asistencia en Viaje.