Joven periodista especializada en temas de inmobiliaria, construcción y economía colaborativa.
Inmodiario

Una de las tendencias más destacadas en el último informe anual en Tendencias en viajes de Lujo que elabora la asociación líder en hoteles boutique Small Luxury Hotels of the World ™ (SLH) junto con la reputada consultora internacional Trendwatching, era la importancia que ha adquirido la gastronomía en el turismo.

Las estancias en los hoteles miembros quieren alimentar los sentidos de sus huéspedes y para ello ofrecen originales experiencias más allá de los menús degustación gourmet. Se trata de sorprender al viajero y conseguir que disfrute un momento que perdurará en su memoria.

Para ello, hoteles SLH como Ett Hem (Suecia) o el Foxhill Manor (Reino Unido) rompen moldes como dejar que el cliente decida qué quiere comer, cuándo y dónde. Otorgando una completa libertad a los huéspedes en cuanto a la gastronomía. Cada mañana, los chefs deciden el menú del día en equipo con los huéspedes, que también pueden elegir el momento y el lugar donde comer, en el invernadero, en la biblioteca... servirse un aperitivo en la cocina o acceder a la bodega para seleccionar su propio vino; como si estuvieran en su propia casa.

Para aquellos viajeros que buscan experimentar, Baros Maldivas, propone comenzar la jornada disfrutando de un exclusivo y delicioso desayuno en una palapa en medio del océano para que nadie les moleste. Una experiencia única que se grabará en sus retinas y sus paladares.

El SLH Dar Ahlam en Marruecos, no cuenta con restaurante como tal sino que cada día inventan un comedor privado y mágico para cada huésped. Los lugares han sido cuidadosamente seleccionados para impresionar a los afortunados comensales. El personal del hotel, recoge a los huéspedes tras el cóctel en uno de los salones de la residencia y les conduce a través de la oscuridad a una lujosa cena para dos entre cojines y alfombras iluminada por 100 velas sobre una cima con vistas sobre la playa de Legzira bañadas por el Atlántico.

Por su parte, Casa Angelina en la costa amalfitana, ofrece a sus huéspedes experimentar la pesca nocturna de calamares con los que el chef del hotel prepara la deliciosa especialidad autóctona de Totani&Patate. En esta misma línea, los clientes de The Nare en Inglaterra, pueden pescar sus propias langostas en el barco del hotel y luego degustarlas en su restaurante.

La búsqueda de nuevos sabores y la cocina creativa es una de las mejores cosas que ofrecen las estancias en hoteles de Small Luxury Hotels of the World. Sus celebres chefs y su afán por recuperar recetas tradicionales, cooperar con productores autóctonos y experimentar com menús irresistibles con los que sorprender a sus huéspedes les han granjeado premios tran prestigiosos como estrellas Michelin, AAA 4 Diamond, premio James Beard, entre otros. Tan solo hay que entrar en la página web de SLH y decidir por cual empezar un inolvidable viaje gastronómico.

Próximamente SLH presentará la nueva edición de su CookBook que reúne anualmente una selección de las mejores recetas de sus hoteles miembros. En este enlace se pueden ver ejemplos de la preparación de algunas de las creaciones y reservarlo con antelación https://www.inmodiario.com/?mod=links&op=go_external&idc=26607&url=http://slhcookbook.com

Joven periodista especializada en temas de inmobiliaria, construcción y economía colaborativa.