Inmodiario

Para saber a qué atenerse y obrar en consecuencia desde el punto de vista administrativo sobre el fenómeno de la oferta vacacional de viviendas, el Gobierno de Canarias ha querido conocer con detalle el alcance de esta alternativa al negocio hotelero.

Así, un inventario minucioso de viviendas vacacionales en Canarias, a noviembre de 2015, lo cifra en 28.188, con una media de 4,32 camas por vivienda. Éstas suman así 121.847 camas, de las cuales, 3.488 se ofrecen en vivienda compartida (un 2,76%), y 58.645 están situadas en micro destinos turísticos, casi la mitad del total de plazas de este tipo de inmueble vacacional. La oferta total de alojamiento en Canarias es de 545.393 camas, con un peso relativo de las viviendas vacacionales sobre esta cifra del 22,34%.

Asimismo, en esta cuantificación del total de la oferta, el informe señala que entre 2009 y 2015, las plazas de apartamentos se han reducido un 13,96%, saliendo del mercado 27.910 camas y cerrados unos 90 establecimientos.

En cuanto a la demanda, el estudio concluye que del total de turistas que llegó a Canarias en 2014 (12.990.963), un 9,6% se alojó en régimen de alquiler vacacional, lo que supone 1.251.795 turistas.

En su análisis de las preferencias de nuestros visitantes, se recoge también que la demanda de alojamiento en régimen de 'Todo Incluido' ha crecido desde el año 2006 en algo más de 2,5 millones de clientes, con un aumento del 188,96%. Ha pasado de representar el 13,66% del total de turistas, en 2006, al 33,04% en 2015. Esto es 3,9 millones de personas.

En lo que respecta al impacto económico, el gasto total de los turistas en Canarias en 2015 se cifra en algo más de 15.369 millones de euros, de los que 1.438 millones de euros (un 9,36%) es el realizado por los turistas alojados en viviendas vacacionales y de los que se dedica específicamente al alojamiento (alquiler de la vivienda) 528 millones de euros.

El precio medio de alquiler de viviendas vacacionales se situó en 91,56 euros, frente a los 82,56 euros de una habitación de hotel en 2015. Si bien, los precios armonizados a 2 plazas sitúan el coste por noche de una vivienda vacacional en 42,39 euros.

El canal o las plataformas digitales por las que se comercializa la vivienda vacacional es otro de los aspectos analizados, de los que se revela que Airbnb y Homeway acaparan el 49% de la oferta en Canarias, o que el 46,83% de los anunciantes gestionan un solo inmueble, representando el 14,29% de la oferta de camas de esta modalidad.

Según el estudio, en el negocio de la comercialización on line de viviendas vacacionales en Canarias conviven plataformas pertenecientes a empresas con un modelo de negocio P2P (persona a persona y en la que se engloba las plataformas tipo Airbnb y Homeway), agencias de viajes online, metabuscadores, touroperadores e inmobiliarias.

Otro informe, realizado por Técnicos en Socioanálisis, ofrece una perspectiva cualitativa de los agentes canarios implicados en el sector turístico sobre la situación actual y la evolución del sector, el alojamiento turístico, el alquiler vacacional y la residencia en municipios turísticos.

Así, en torno a un 60% de los encuestados prevé para los próximos dos años un aumento de la ocupación turística y del empleo. Menos optimismo muestran al ser consultados por el gasto por turista, en lo que un 46% considera que se mantendrá. En cuanto a la regulación del crecimiento, el 46,4% se inclina a favor de la limitación del crecimiento.

  • Tags