Editor de InmoDiario.
Inmodiario

 

Ideas, dirigida por el ex ministro de Trabajo Jesús Caldera, ha creado un grupo de reflexión sobre el mercado de trabajo

   MADRID.   La fundación del PSOE (Ideas para el Progreso), que ha iniciado un estudio sobre la situación del mercado laboral, considera que cualquier reforma en este ámbito debería ser para reducir la tasa de contratos temporales y simplificar los tipos de contrato, además de elevar la productividad, según fuentes socialistas consultadas por Europa Press.

   La fundación que dirige el ex ministro de Trabajo Jesús Caldera ha creado un grupo de trabajo específico para estudiar los problemas del mercado laboral y, frente a quienes reclaman una mayor flexibilización, argumenta que los problemas del mercado de trabajo español tienen que ver precisamente con una "excesiva flexibilidad, ligada al alto porcentaje de empleos temporales".

   Las fuentes no precisaron cuándo entregará Ideas al PSOE las conclusiones de su estudio que, en todo caso, rechazará abaratar el despido como han pedido diferentes patronales.

   Según este grupo de trabajo, si ahora se abaratasen los despidos éstos aumentarían todavía más y eso llevaría a una mayor caída del consumo y la demanda, justo lo contrario de lo que hace falta en la actual crisis económica, en la que lo necesario, según los socialistas, es que la gente mantenga el empleo y la capacidad de consumir.

   Estos expertos también se alejan de la propuesta de las patronales de crear un nuevo tipo de contrato indefinido 'de crisis' --que reduzca las indemnizaciones por despido a 20 días por año trabajado, frente a los 45 actuales--, ya que apuestan por "simplificar las formas contractuales" y reducir "la tremenda dualidad que existe en el mercado de trabajo español".

   Según la fundación Ideas, cualquier reforma laboral debe ir acompañada de un cambio de modelo productivo de la economía española y tener como objetivo "pasar de un modelo de alta temporalidad a uno de más seguridad y alta productividad".

DEBE SURGIR DEL DIÁLOGO SOCIAL.

   En todo caso, los expertos se muestran cautos en sus propuestas y afirman que cualquier reforma tendría que "surgir" de la mesa del diálogo social, no rebajar las prestaciones sociales ni los derechos de los trabajadores y centrarse en la formación continua y el aumento de la productividad.

   El estudio de Ideas dejará claro también que el mercado de trabajo español no es responsable de la crisis económica, sino otra víctima de la crisis financiera internacional, que está deteriorando la capacidad de generar empleo.

   Por su parte, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, dejó claro hoy que el estudio de la fundación Ideas es independiente de la acción del Gobierno. "Una cosa es el Gobierno y otra cosa son las reflexiones que se puedan hacer en cualquier fundación o en un órgano de partido", sostuvo Corbacho, quien sin embargo aseguró que serán "bienvenidas" todas las reflexiones que ayuden a enriquecer las propuestas de futuro.

   Esta misma semana, el vicepresidente ejecutivo de Ideas y ex ministro de Trabajo Jesús Caldera sostuvo en un encuentro informativo que el mercado de trabajo español es ya muy flexible --por la preeminencia de los empleos temporales-- y recordó a los empresarios que, desde 2002, el despido en España es libre, aunque tengan sus costes.

   Caldera adelantó además que la fundación realizará estudios sobre otros asuntos, como la necesidad de reducir las cargas administrativas para crear empresas --que absorben un 1% del PIB nacional-- y otro sobre la energía nuclear, una alternativa energética que rechaza de plano.