Inmodiario

Los últimos han sido años de fuerte dinamismo en la creación de empleo, que ha permitido a nuestro mercado de trabajo recuperar ya el 70% del empleo destruido durante la última crisis económica. Sin embargo, en los últimos meses estamos asistiendo a una moderación de esta tendencia creciente (como arrojan los últimos datos de paro y afiliación a la Seguridad Social conocidos el pasado día 3 de septiembre de la mano del Ministerio de Trabajo). Pese a todo, la situación económica en nuestro país sigue siendo favorable y se han alcanzado cifras de récord en afiliaciones a la Seguridad Social, contratación y reducción del desempleo.

En palabras de Alexandra Andrade, directora de Spring Professional en España: "de cara a los próximos meses, nuestras previsiones apuntan a que la creación de puestos de trabajo siga mostrando una cierta fortaleza y prevemos que la tasa de paro experimentará una reducción, hasta lograr el 13,7% a finales de 2019, alcanzando el umbral del 12,8% en 2020".

Sin embargo, el mercado laboral ya nunca será como lo hemos conocido hasta ahora. Nuevas tendencias en relaciones laborales y formas de colaboración, el impacto de la tecnología y el entorno cambiante ponen de manifiesto la necesidad de conocer qué demanda el mercado en cada momento, tanto a nivel competencial como salarial, para poder atraer y retener el mejor talento en cada compañía, la verdadera clave del éxito empresarial en nuestros días y el epicentro de la llamada guerra por el talento.

Es por eso que Spring Professional, la firma del grupo Adecco especializada en consultoría de selección para mandos intermedios y directivos, ha elaborado la II Guía Spring del Mercado Laboral en el que se analizan 420 posiciones procedentes de los 14 sectores económicos más relevantes de nuestro mercado de trabajo y en el que se ofrecen datos relativos a la remuneración de estas posiciones así como sus competencias más demandadas y la situación actual del sector en materia de crecimiento y perspectivas. Todo ello para ofrecer una completa radiografía del mercado de selección actual en España.

Un repaso al mercado de selección en España: presente y futuro

Hoy en día, en nuestro país contamos con la fuerza laboral mejor formada de la historia: los ocupados españoles con estudios superiores representan el 43,6% del total de ocupados, récord histórico. Sin embargo, todavía existe un gap importante entre la demanda del mercado y la oferta: la relación entre vacantes y desempleo ha pasado de una ratio de 0,7 vacantes por cada 100 desempleados en 2013, a casi 3 en la actualidad.

Es por ello que los grandes desafíos de la función de selección de personal y recursos humanos van a tener que ver con una gestión dinámica y personalizada del talento de las organizaciones, desarrollando los recursos internos en unos casos, y tratando de contratar a los mejores en otros.

Pero más allá de la guerra por el talento en los perfiles más demandados, las empresas deben trabajar en prever y gestionar otras áreas no menos importantes: las nuevas formas de empleo y su marco regulatorio, los retos demográficos como el envejecimiento de la población y los flujos migratorios, la gestión de la diversidad?

Es el momento de pasar de las empresas "rígidas" que hemos conocido hasta ahora hacia las llamadas organizaciones "líquidas" que apuestan por el empoderamiento y los equipos multidisciplinares autogestionados, reduciendo la necesidad de jerarquía formal.

Es más, como explica Alexandra Andrade, directora de Spring Professional en España: "cada vez más la tendencia será que en muchas ocasiones las empresas no buscarán cubrir puestos concretos sino que se dedicarán a contratar TALENTO, en mayúsculas, aunque no exista un puesto de trabajo específico para el candidato. Será ese candidato quien estará dispuesto a buscar o crear su propio puesto dentro de la empresa en la que desee trabajar. Así, dentro de un mundo esencialmente tecnológico e hiperconectado, la piedra angular del empleo seguirá siendo las personas".

Los expertos en selección reconocen que el profesional del futuro deberá ser una persona muy familiarizada con la tecnología, el mundo digital y la conectividad, pero también con un modelo de comunicación constante con su entorno. Su capacidad para resolver conflictos en

situaciones complicadas y de manera ágil será determinante para la consolidación de su figura profesional dentro de la empresa. Y, por encima de todo, su versatilidad y capacidad de adaptación al entorno, como respuesta a esos cambios vertiginosos que cada vez serán más frecuentes.

En este sentido, el papel que adopten los altos cargos será fundamental dentro de esta transformación ya que servirá como guía y referencia para aquellos perfiles que se encuentran por debajo. El directivo del mañana será un profesional que no debe ser percibido como un jefe sino como un líder, como un referente y compañero en el que se puede confiar. "Una persona que genere el marco de confianza para que los empleados exploren sus capacidades, que puedan expresar sus propias ideas sin miedo al fracaso y que asuman sus propios errores. Para ello, la clave estará en mantener el equilibrio entre ser exigente y dar apoyo para trasladar seguridad al equipo", concluye Alexandra Andrade, directora de Spring Professional.

El estudio salarial

Desde Spring Professional, y a través del trabajo realizado por todo el equipo de consultores especializados en la selección de estos perfiles, hemos desarrollado este estudio salarial, en el que, además de aportar la información relativa a cada posición en materia remunerativa, hemos querido ir un poco más allá haciendo un análisis de las competencias que deben ser evaluadas en el momento actual, pero también cuáles serán las necesarias en un futuro.

Sin duda, la formación y la experiencia son necesarias en cada uno de los perfiles, pero, precisamente, haciendo referencia al entorno actual, las competencias se han convertido en la clave del éxito.

Como hemos indicado en la introducción, para realizar este estudio se han analizado 420 posiciones procedentes de los 14 sectores económicos más relevantes de nuestro mercado de trabajo: banca, finanzas, legal, seguros, recursos humanos, life science, digital, gran consumo, hostelería y turismo, retail, IT y TELCO, industrial, construcción e inmobiliaria y logística. En el presente análisis repasamos el sector de la Construcción y la Inmobiliaria en España.

Presente y futuro del sector

A lo largo de este año, el sector de la construcción en nuestro país seguirá unido al crecimiento. Este crecimiento se producirá en la rehabilitación, la edificación residencial y no residencial, la exportación y la obra civil.

La rehabilitación ha contribuido en los últimos años a más del 32% de las ventas del sector. La rehabilitación y la restauración se apuntan un nuevo año al alza gracias a la fuerte entrada del capital privado internacional en el inmobiliario español, la eficiencia energética y el apoyo público a la regeneración urbana.

El 74% de las empresas del sector prevé elevar sus ventas y el 80% aumentará sus inversiones en la edificación residencial. Se ha producido una reactivación del mercado residencial de obra nueva en las grandes ciudades y en la costa mediterránea durante los últimos años, impulsada por el capital procedente de los fondos de inversión.

Unido a ello, será importante el incremento de las exportaciones de fabricación de materiales y productos para la construcción.

La edificación del Sector Terciario y Edificación Singular vivirá un crecimiento más moderado que el residencial, no obstante, se producirá una gran inversión en numerosos proyectos logísticos, comerciales, turísticos e industriales que se llevarán a cabo durante el próximo año.

Se confía en que la recuperación de la licitación pública ayude al desarrollo y aumento de proyectos de obra civil con la creación de nuevos gobiernos. Su estabilidad será clave para que las obras públicas en España vuelvan a generar puestos de trabajo.

Por otro lado, las grandes empresas constructoras españolas siguen con un crecimiento notorio en mercados internacionales, ganando importantes licitaciones de infraestructuras y servicios y estando presentes en mercados tan importantes como el de EEUU y LATAM.

El ADN del sector

En general, las competencias más buscadas para los perfiles del sector constructor e inmobiliario son:

-Liderazgo

-Capacidad de negociación

-Planificación estratégica

-Orientación a resultados

-Gestión del cambio

-Impacto e influencia

Las retribuciones en la Construcción y la Inmobiliaria

Dentro del sector, el Director Comercial (área de Promotora Inmobiliaria) y el Property Manager (Consultora Inmobiliaria) son los perfiles mejor pagados del sector de la Construcción e Inmobiliaria en España en este 2019. Ambos profesionales, vinculados al área inmobiliaria, pueden llegar a alcanzar los 120.000 euros brutos anuales en empresas del segmento large.

Dentro de la Promoción inmobiliaria también tienen remuneraciones muy elevadas el perfil del Director Técnico, con hasta 100.000 euros al año de salario, el Responsable de Expansión (que puede llegar a percibir 85.000 euros brutos) y el Técnico de Inversiones, que pertenece ya al área de Consultoría (80.000 euros).

Con una remuneración de hasta 75.000 euros al año se encuentran otros perfiles como el Director Técnico (Construcción), el Director de Zona (Facility Management), el Director de Construcción (Project Management) y el Técnico de Valoraciones (Consultora Inmobiliaria).

Dentro de las remuneraciones más altas del sector también está la del Jefe de Grupo dentro del sector constructor, el Project Manager (Project Management) y el Responsable de Suelo (dentro de Promotora Inmobiliaria) donde se pueden alcanzar los 70.000 euros brutos anuales para cada posición.

Y con hasta 65.000 - 60.000 euros anuales brutos figuran otros profesionales como el Técnico de Agencia (Consultora Inmobiliaria), el Jefe de Obra y el Jefe de Estudios (Construcción), el Gerente de Servicios (Facility Management), el Arquitecto y el Técnico Comercial (Arquitectura) y el Gerente de Promociones (Promotora inmobiliaria).