Editor de InmoDiario.
Inmodiario

 

Espera que los comités de retribuciones de las empresas "pongan en orden" ante los desorbitados sueldos de algunos directivos

   MADRID.  El ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y actual presidente del Comité Asesor del Ibex 35, Blas Calzada, afirmó hoy que el Código Unificado de Buen Gobierno impulsado por su sucesor Manuel Conthe "es una barbaridad", y abogó por "simplificar la regulación" y mejorar la supervisión para garantizar que las leyes se cumplan.

   En una entrevista a la revista 'Ser Responsable' recogida por Europa Press, Calzada afirma que el Código Unificado "hace tantas preguntas que no sirve para nada", e indica que "una forma de no informar, es informar demasiado", por lo que sugiere "hacer las cosas más sencillas y más claras" para las empresas.

   En este sentido, se muestra convencido de que en la actual crisis económica "han fallado los supervisores, pero no la regulación" que, en su opinión, "es enorme" y no debería aumentarse ni aún en el caso del sector financiero. "Lo que hay que hacer es simplificar la regulación y cumplirla", insiste.

   Calzada opina que "no se puede echar en cara al gobierno corporativo" la actual situación financiera, ya que el principio de la crisis "tiene mucho que ver con la política económica de los gobiernos", aunque reconoce "un mal funcionamiento del buen gobierno de las empresas".

   "Hemos tenido situaciones de riesgo evidente en algunas empresas que cotizaban en bolsa y no hemos oído a nadie decir que había riesgo. Tenían que haberlo dicho y tenían que haberlo averiguado las comisiones y también los consejeros independientes", subraya el ex presidente de la CNMV, que se muestra partidario de que "las malas prácticas acaben en el juzgado".

   Asimismo, Calzada denuncia que "algunos sueldos" de altos directivos "están muy por encima de las capacidades de quienes los perciben" y señala que "hay muy pocos ejecutivos maravillosos y milagreros", por lo que insiste en la importancia de que comités de retribuciones de las empresas "pongan en orden" estas situaciones.