Inmodiario

Galicia propone un mapa de viviendas ocupadas en colaboración con APIs y Administradores de fincas

La Xunta de Galicia sigue muy preocupada por el fenómeno de la ocupación ilegal y cómo se ha agudizado en la Comunidad gallega en los últimos meses.

En esa línea se enmarcan las últimas medidas adoptadas, como la habilitación de un teléfono de atención al ciudadano para facilitar información y asesoramiento legal a los propietarios que se vean afectados por la ocupación de sus viviendas, o la propuesta de elaborar un mapa de viviendas ocupadas en colaboración con los con los Agentes de la Propiedad inmobiliaria (API) y Administradores de Fincas.

Así lo ha anunciado la conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, quien explicó que su departamento ya contactó con el Consejo de la Abogacía Gallega con el fin de establecer un protocolo de colaboración que garantice a los ciudadanos una atención personalizada y con todas las garantías en casos de este tipo.

Antes de participar en una reunión del Observatorio de la Vivienda de Galicia, un organismo dependiente del Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS) para favorecer el intercambio de información y propuestas en este ámbito, Vázquez Mejuto insistió en la necesidad de buscar "una solución rápida, eficaz y duradera" para el problema, garantizando una "mayor seguridad jurídica" para los propietarios y acabando "con esa sensación de impunidad" que tienen las personas que usurpan una vivienda ajena.

En este sentido, indicó que la Xunta, y concretamente su departamento, lleva meses reclamando del Estado una intervención decidida al respecto, toda vez que es el Gobierno central a administración competente para poder impulsar las reformas y novedades legislativas necesarias para endurecer las penas y agilizar los procedimientos de desalojo.

De hecho, recordó que a mediados de septiembre se dirigió por carta al delegado del Gobierno en Galicia para pedirle una reunión en la que abordar conjuntamente el problema de las ocupaciones ilegales, un encuentro ya confirmado por su parte pero pendiente aún de fecha.

En todo caso, y tras insistir en que las competencias autonómicas en esta materia "son muy limitadas", la conselleira avanzó que la Xunta trabaja en la actualidad con el fin de impulsar dos medidas que podrían contribuir y resultar de utilidad de cara a la resolución del problema.

Así, además de la puesta en marcha de un teléfono de información jurídica al ciudadano, Vázquez Mejuto anunció que hoy también propondrá ante el Observatorio a realización de un Mapa de viviendas ocupadas en Galicia, un trabajo que será elaborado en colaboración con los Agentes de la Propiedad inmobiliaria y Administradores de Fincas ya que, aseguró, ellos tienen "datos reales y de primera mano" sobre estos supuestos.

El objetivo del futuro mapa será obtener datos reales sobre el problema de la ocupación en la Comunidad gallega, para lo cuál también se completará la información allegada por los agentes y administradores -un colectivo profesional que, precisamente, se incorporaba hoy al pleno del Observatorio de la Vivienda de Galicia como nuevo miembro- con datos procedentes del Ministerio del Interior y proporcionados por la Delegación del Gobierno.