Inmodiario

Un hombre ha sido acusado de estafar a una vecina de Zaragoza, al simular que le alquilaba un apartamento en Benidorm que no pretendía arrendarle, y ha sido condenado a un año y ocho meses de prisión por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Zaragoza.

El acusado ha mostrado su conformidad y ha reconocido los hechos durante el juicio. La Sala ha ordenado al encausado que haga entrega de la cantidad defraudada, que se encuentra consignada, a la perjudicada en concepto de responsabilidad civil.

Los magistrados consideran probado en la sentencia que el acusado Manuel C. J., condenado en cuatro ocasiones anteriores por estafa, insertó un anuncio en la página web "multianuncios" ofreciendo el alquiler de un apartamento en Benidorm que no pretendía arrendar. Fue en el mes de mayo de 2016, cuando una vecina de Zaragoza, María Esther S. M., se interesó por el apartamento y realizó una trasferencia de 200 euros a la cuanta indicada por el encausado.

Según señala el tribunal, María Esther S. M nunca pudo disfrutar del alojamiento, ya que el acusado no tenía intención de alquilárselo, sino que su propósito era "enriquecerse con el dinero así obtenido".

En un registro policial llevado a cabo en el domicilio del acusado a raíz de las distintas denuncias interpuestas, la policía incautó teléfonos móviles, tarjetas telefónicas y de crédito, resguardos de giros postales y 565 euros procedentes de engaños similares.

En los últimos meses se han registrado varias denuncias por hechos de esta naturaleza, asimismo también se tiene conocimiento de otros casos similares, denunciados en otros cuerpos policiales. Esta modalidad delictiva de estafas, no suelen ser delitos que causen una "grave alarma social", pero si personal, y las víctimas declinan el presentar denuncia para no tener que volver a revivir la situación sufrida.

Por este motivo, la Policía Nacional pide colaboración ciudadana y aconseja personarse en dependencias policiales para realizar la denuncia en la mayor brevedad posible.

Se recomienda desconfiar de todos aquellos anuncios publicitarios de Internet en el que se oferten productos cuyo precio no se corresponda en el precio en el mercado y de los cuales no tenga ninguna referencia a través de conocidos, amigos e incluso foros, además de tomar medidas de seguridad a la hora de realizar pagos a través de la red.