Editor de InmoDiario.
Inmodiario

Madrid.  La firma global de private equity The Carlyle Group ha anunciado hoy la adquisición de dos inmuebles de uso mixto (comercial/residencial) en el centro de la capital francesa. Se trata de dos edificios que integraban el “portafolio Maheu”, un conjunto de 11 propiedades valorado en 231 millones de euros, puesto a la venta por una entidad de la seguridad social francesa. Los activos adquiridos se ubican en prestigiosos barrios de París.

El primer edificio consta de 8.366 metros cuadrados de superficie de los cuales 7.555 están dedicados a uso residencial y los restantes 811 a espacios comerciales. Este inmueble está situado en el prestigioso 16º arrondissement, área residencial donde se ubican numerosas embajadas y museos. 

La segunda propiedad adquirida tiene una superficie de casi 4.000 metros cuadrados, destinados a uso residencial (cerca de un 50% del total ocupado), a oficinas y a espacios comerciales. Este edificio se ubica en el 8º arrondisement, emblemático distrito donde se encuentran monumentos y edificios claves de París como el Palacio del Eliseo (sede de la presidencia francesa) y el arco de Triunfo. 

En una primera fase Carlyle tiene intención de realizar algunas mejoras en los edificios. La firma ha anunciado que contemplará luego la venta de los inmuebles enteros (por separado o en forma conjunta), o a través de diferentes lotes que incluyan individualmente la parte residencial, la de oficinas y la comercial. La empresa Emerige, especializada en promoción y gestión inmobiliaria, se responsabilizará de la estrategia comercial de estos dos activos. Las adquisiciones fueron financiadas por Société Générale y Crédit Mutuel.

Agnès Riban, co-responsable de adquisiciones de Carlyle Real Estate en Francia explica: “La estrategia inmobiliaria de nuestra firma se ha focalizado principalmente en la adquisición y gestión de edificios de oficinas. Al tiempo que continuamos interesados en ese sector, las operaciones que anunciamos hoy subrayan la estrategia de Carlyle de diversificar sus inversiones, tanto en Francia como en el resto de los países europeos.  Nos complace enormemente comenzar el 2010 cerrando esta operación y esperamos poder anunciar más acuerdos de este tipo en el futuro cercano”.