Editor de InmoDiario.
Inmodiario


    MADRID. Reyal Urbis ha vendido el edificio Albareda, un inmueble de oficinas de Sevilla, a un 'family office' en una operación que supone para la inmobiliaria un ingreso neto de 9,65 millones de euros, informó hoy la compañía.

    El grupo inmobiliario que controla y preside Rafael Santamaría tiene actualmente a la venta un paquete de activos de patrimonio en el marco de la negociación que mantiene con sus bancos acreedores para reestructurar la deuda de 4.800 millones de euros que actualmente soporta.

    El activo vendido es un inmueble histórico y emblemático de Sevilla, rehabilitado en 2008 y ubicado en la zona monumental de la capital andaluza, junto al Ayuntamiento.

    El edificio está ocupado desde 1992 por la Consejería de Hacienda de la Junta de Andalucía y presenta una superficie de 3.039 metros cuadrados sobre rasante. Se divide en dos cuerpos de edificación, formados por una planta baja y otras tres en altura cada uno y separados por un patio central.

    En la actualidad, y según fuentes del mercado inmobiliario, Reyal Urbis tiene el cartel de 'se vende' en el centro comercial ABC Serrano, y en los edificios de oficinas Torrelaguna, Torre Urbis-Ombú y Edificio Cardenal Marcelo Spínola, todos en Madrid; en el parque empresarial Urbis Center de Pozuelo de Alarcón y en varios hoteles.

    La venta de activos forma parte del plan de reestructuración de deuda y de estrategia de negocio que la inmobiliaria ha elaborado en colaboración con Lazard. El plan fue presentado el pasado día 20 a sus entidades financieras, que actualmente lo analizan.