Inmodiario

  • Nota de Prensa

La compañía adquiere un hotel de nueva construcción en Menorca, valorado en más de 20 MEUR; y una finca de 200.000 m2 en Formentera, con dos edificaciones, cuyos inmuebles se van a rehabilitar para uso residencial en régimen de alquiler.

Además, la gestora formaliza la venta de un hotel en Ibiza, valorado en más de 40 MEUR; tras la finalización del proyecto fijada en 5 años.

MAZABI, compañía especializada en gestión de patrimonios familiares inmobiliarios; ha formalizado tres operaciones de compraventa de activos turísticos y residenciales en las Islas Baleares, dando continuidad así a su plan estratégico de crecimiento.

A través de su SOCIMI, SILICIUS Real Estate, la gestora ha cerrado la adquisición de un hotel de nueva construcción en Menorca, de categoría de cuatro estrellas -construido con los estándares de cinco estrellas- y con 128 habitaciones. Valorado por encima de los 20 millones de euros, el inmueble se encuentra libre de arrendatarios. Una vez formalizada la operación, SILICIUS ya está ya negociado con varias de las principales cadenas y operadores hoteleros para la firma inminente de un contrato de alquiler sobre el mismo.

El hotel está ubicado en la urbanización de Biniancollet, junto a la playa de Biniancolla, en el término municipal de Sant Lluís. Se puede acceder al mismo por la carretera que comunica con Sant Luis hacia S´Algar. Esta zona turística del sur de Menorca está considerada como una de las más accesibles, ya que se encuentra a tan solo 5,5 km a Sant Lluis, 11 km de Mahón y 13 km del Aeropuerto de Menorca. Concretamente, se sitúa casi en primera línea de la playa, en un solar de topografía irregular -con importantes desniveles de hasta una planta de altura-, tras una zona verde ligeramente elevada, que cuenta con unas vistas inmejorables.

El hotel tiene vistas al mar y cuenta con un paseo peatonal que da acceso a la playa. La edificación ocupa de forma perimetral todo el solar donde se asienta, dejando en el centro un espacio central para zonas comunes como la piscina y los jardines. Tanto los materiales como los acabados y la propia vegetación que rodea al hotel son autóctonos de la Isla. "Estamos muy satisfechos con la adquisición de este hotel para el portfolio de SILICIUS, porque se trata de un activo de calidad, situado en una zona privilegiada y con gran potencial turístico. Además, su incorporación nos permite seguir diversificando y completando nuestra cartera de activos", ha señalado el Consejero Delegado de MAZABI, Juan Antonio Gutiérrez.

Además, MAZABI también ha formalizado la compra de una finca de 200.000 m2, que está situada en la isla de Formentera. Este terreno incluye dos edificaciones de unos 400 m2, que se van a rehabilitar. Sendos activos van a tener uso residencial bajo un régimen de alquiler. "Estamos muy contentos con esta nueva adquisición, porque se trata de una finca con muchas posibilidades, si tenemos en cuenta sus dimensiones y su ubicación en una isla como Formentera, una de las zonas turísticas de España con más potencial", ha destacado el propio Consejero Delegado.

De forma adicional, MAZABI ha materializado la venta de un hotel de cuatro estrellas en Santa Eulalia (Ibiza), en primera línea de playa en S´Argamassa, a tan sólo 20 km del puerto y 30 km del aeropuerto. El grupo MAZABI gestionaba la sociedad propietaria con varios inversores latinoamericanos y una participación del 53% en la sociedad -a través de SILICIUS-, cuyo plan de negocio 2015/2020 ya recogía la venta del edificio y posterior liquidación de la sociedad.

Valorado en más de 40 millones, este hotel cuenta con 230 habitaciones y acceso directo a la playa. Entre otras características, incluye piscina al aire libre, jardín, terraza, bar, restaurante e instalaciones deportivas. "Estamos muy satisfechos con esta operación porque hemos conseguido cumplir el plan de negocio y cerrar la venta en los términos que deseábamos", ha explicado el mismo directivo de MAZABI.

Estas operaciones se han llevado a cabo apenas unas semanas más tarde de que MAZABI anunciara la compra del Hotel Palacio San Gabriel, situado en el casco histórico de Ronda (Málaga); y un complejo de apartamentos de lujo en Los Cristianos, al sur de Tenerife. A través de estas adquisiciones, la gestora sigue ejecutando su plan de crecimiento y configurando un porfolio de activos diversificados y situados en ubicaciones estratégicas de las principales ciudades españolas.

La compañía pretende seguir creciendo de forma orgánica y también a través de "joint venture" con inversores institucionales, y con el objetivo de incrementar sus activos bajo gestión desde los 1.500 millones de euros hasta los 3.000 millones en un plazo de tres años. El crecimiento no sólo está previsto en España, sino también en diferentes ubicaciones estratégicas en Europa.