Inmodiario

  • Nota de Prensa

La socimi, participada por Renta Corporación y APG, invierte más de 50 millones de euros en la operación.

El solar cuenta con una superficie edificable de uso residencial de 16.322 metros cuadrados y se destinará a la construcción de un proyecto de entre 200 y 250 viviendas de alquiler.

Vivenio suma su segundo gran desarrollo dentro de la M-30, tras la compra de la última parcela del espacio Mahou-Calderón en 2019.

Vivenio, la socimi participada por Renta Corporación y el fondo holandés APG, ha cerrado la compra del suelo de uso residencial de Repsol en Méndez Álvaro por un valor superior a 50 millones de euros. El terreno, ubicado frente a la sede de Repsol en Madrid, es una de las últimas grandes parcelas por desarrollar dentro de la M-30. Vivenio ha adquirido una parcela con una superficie edificable de 16.322 metros cuadrados de suelo residencial, que destinará a la construcción de un proyecto de entre 200 y 250 viviendas de alquiler.

El solar, en la calle Méndez Álvaro, cuenta con una excelente ubicación. Se encuentra estratégicamente situado entre la estación de Atocha y la estación de autobuses de Méndez Álvaro, y está perfectamente comunicado con el metro, los cercanías y con rápido acceso a la M-30. Asimismo, se trata de una zona urbanísticamente consolidada, que combina usos residenciales y comerciales con la presencia de importantes sedes empresariales.

Con esta adquisición, Vivenio suma su segundo desarrollo de gran volumen dentro de la M-30 de Madrid, ya que en agosto del año pasado adquirió la última parcela de los terrenos del proyecto Mahou-Calderón, por un importe de más de 80 millones de euros. Las operaciones de Méndez Álvaro y Mahou-Calderón representan un hito para Vivenio, ya que la socimi dispondrá de un proyecto relevante en cada una de las dos últimas grandes bolsas de suelo finalista que quedaban en la actualidad dentro de la M-30.