Inmodiario

La Junta de Gobierno Local de Sevilla ha aprobado transmitir a la Gerencia de Infraestructuras y Equipamiento de la Seguridad del Estado (GIESE), organismo público adscrito al Ministerio del Interior, una parcela de 2.000 metros cuadrados y una edificabilidad de 4.800 metros cuadrados resultante del proyecto de reparcelación del ARI-DSP03 de La Cruz del Campo.

Esta operación permite, por un lado, la construcción de la nueva comisaría de la Policía Nacional en Nervión y, por el otro, supone para el Ayuntamiento liberar el último obstáculo para decidir el futuro del edificio de la antigua comisaría de la Gavidia conforme a los nuevos usos previstos -uso terciario compatible con equipamientos, oficinas, usos recreativos, pequeños y medianos comercios, hoteles y espectáculos públicos-, y que hasta el mes de septiembre pasado se restringían a gran superficie comercial.

La transmisión de esta parcela -que linda al Norte con la calle Ada y al Oeste con la calle Tarso- estaba pendiente desde el año 2006. El acuerdo entre el Ayuntamiento y GIESE para la adquisición de la antigua comisaría de la Gavidia estipulaba el pago de 12,23 millones de euros, de ellos 9,9 millones en metálico y el resto en especie mediante la entrega de cinco parcelas municipales en distintos puntos de la ciudad. Tras la compraventa, se transmitieron cuatro de las parcelas y quedó la de Nervión sin satisfacer, con sucesivos plazos de entrega sin que se cumplieran.

En el año 2017 se retomaría la cuestión en la Gerencia de Urbanismo tras aprobarse por parte de su Consejo de Gobierno el proyecto de reparcelación del ARI-DSP-03 La Cruz del Campo que, entre otras compensaciones, suponía para el Ayuntamiento de Sevilla la obtención de una parcela que quedaría en el Plan de Reforma Interior (PERI) de la zona como reserva de equipamiento. Esta fue aceptada en 2018 por el Ministerio del Interior, al considerarla adecuada para la construcción de la nueva comisaría de la Policía Nacional.

En paralelo, el gobierno municipal inició la modificación del PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) para desbloquear el futuro del edificio de la antigua comisaría de la Plaza de la Gavidia, una modificación que fue aprobada en Pleno a mediados de septiembre del año pasado.

En concreto, tras la decisión del Pleno municipal, la antigua comisaría pasó de tener calificación de gran superficie comercial, aprobada en el periodo 2011-2015, a una categoría de suelo de uso terciario compatible con equipamientos, oficinas, usos recreativos, pequeños y medianos comercios, hoteles y espectáculos públicos. Esa calificación permitía, además, compatibilizar diferentes usos en el mismo inmueble y contó con los informes preceptivos favorables de los departamentos de Cultura, Comercio y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Los pliegos para enajenar inmueble, que serán aprobados en las próximas semanas, recogerán una serie de principios básicos que fueron aprobados por la propia Junta de Gobierno Local de Sevilla.

Entre ellos, puntuar más en función del uso propuesto priorizando los equipamientos y usos mixtos; valorar las ofertas que incorporen la cesión de espacios polivalentes a la ciudad susceptibles de explotación; la mejor oferta económica; evaluar la calidad del proyecto arquitectónico; tener en cuenta aquellas propuestas que incorporen valores de sostenibilidad o que incorporen medidas que pongan en valor la declaración como lugar de la memoria histórica y puntuar más aquellas propuestas que permitan la reurbanización de los espacios públicos del entorno especialmente la Plaza de la Concordia y las calles Las Cortes y Teniente Borges.

"Con la transmisión de la parcela al Ministerio del Interior, ponemos punto final a la tramitación administrativa para liberar el edificio de la Gavidia de cualquier carga y se pueda proceder a una licitación cuyos múltiples usos permite la concurrencia de inversores. Se trata de una iniciativa que responde al interés general de esta ciudad, puesto que pone en uso el edificio municipal y evita los costes de mantenimiento, y particularmente del Casco Histórico, dado que el edificio ofrece desde hace muchos años una imagen degradada", ha explicado el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz.