Inmodiario

Árima continúa fiel a su cometido de generar valor para sus accionistas y cumplir con los compromisos contraídos. En esta línea, Árima concluye la adquisición de dos inmuebles de oficinas en Madrid y cumple así con el compromiso de inversión vinculante, anunciado el pasado 27 de diciembre de 2018. Asímismo, Árima anuncia la firma de una póliza de crédito puente con CaixaBank por un importe de 30 millones de euros, lo que le permitirá seguir ampliando su cartera.

El pasado 27 de diciembre la Socimi anunciaba la adquisición de sus dos primeros activos inmobiliarios de oficinas por un importe de 31 millones de euros, ubicados en pleno distrito de negocios del centro de Madrid: en la calle María de Molina, esquina Príncipe de Vergara, y en la confluencia de Paseo de la Habana y Avenida de Alfonso XIII. Además, anunciaba el compromiso vinculante de inversión de los dos inmuebles de oficinas prime que ha formalizado en enero de 2019, tal y como estaba previsto. El importe total de la operación asciende a 62.75 millones de euros. Los dos inmuebles de oficinas suman una superficie bruta alquilable conjunta de 20.200 m2 y tienen una dotación total de 395 plazas de aparcamiento.

El primero de ellos está ubicado en la calle Josefa Valcárcel 42, en el eje urbano y muy corporativo de la M30-A2, próximo a la nueva sede de Santander España y a la calle Arturo Soria, y con acceso rápido al aeropuerto. El edificio goza de gran visibilidad desde la A2, y se encuentra alquilado a grupos multimedia españoles de gran prestigio. Árima ha contratado al estudio de arquitectura Álvarez-Sala para someter el inmueble a una reforma integral y transformarlo en uno de los mejores edificios de oficinas de su área de influencia.

El otro inmueble se localiza en el parque empresarial de Cristalia, en el distrito de negocios de Campo de las Naciones. Se trata de uno de los mejores edificios de dicho distrito de negocios, y cuenta con certificación LEED Gold. El edificio se encuentra parcialmente alquilado a uno de los mayores grupos aseguradores mundiales, y la compañía se encuentra en negociaciones avanzadas para completar la ocupación.

En total, la Socimi, que cotiza en el mercado continuo desde el pasado 23 de octubre, ha completado la adquisición de cuatro activos inmobiliarios y ha invertido ya la totalidad de los fondos aportados por los accionistas, replicando la estrategia de éxito que tan buen resultado le dio en el pasado. Los inmuebles son fieles al modelo de inversión de la cotizada, y conforman una cartera equilibrada de oficinas en renta con un gran potencial de revalorización para los accionistas de la Socimi.

Luis Alfonso López de Herrera-Oria, Consejero Delegado de Árima: "Seguimos siendo capaces de encontrar buenas oportunidades que, gracias a la agilidad y experiencia inmobiliaria del equipo, podemos ejecutar con rapidez y ponerlas en valor tal y como hemos demostrado en el pasado".

Árima ha contado para estas operaciones con EY Abogados como asesor legal, PwC para la due diligence técnica, y CBRE como asesor global.