Inmodiario

El suelo de la actual plaza de la Almoina, donde se encuentra el Centro Arqueológico con el mismo nombre, junto a la Catedral, será de la ciudadanía. Esta parcela del centro histórico y la que ocupa la plaza de la Iglesia de Campanar son dos de las siete que el Ayuntamiento de Valencia permutará por otras cuatro del Arzobispado que, además, abonará 157.450 euros al consistorio. Las dos instituciones intercambiarán parcelas por un montante superior a los 9,2 millones de euros.

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Vicent Sarriá, ha informado del convenio aprobado hoy en la Comisión de Urbanismo para hacer posibles estas permutas. Se trata de un acuerdo que actualiza el que se firmó en 2000, cuando la Autoridad eclesiástica cedió la parcela de la plaza de la Almoina al Ayuntamiento para habilitar el museo que hoy alberga con restos de la Valencia romana, visigoda y árabe.

Según el nuevo convenio, el Arzobispado también cederá al Ayuntamiento la plaza de la Iglesia de Campanar, que mantendrá la cruz que, ubicada en medio, hace alusión a hitos históricos. Además, el actual traspaso de titularidades también ha afectado a un antiguo solar de la calle Almudín, otro de la calle de La Farina y a suelo de Forn d'Alcedo, la avenida Reial de Madrid y la calle José Andreu Alabarta. Todos estos espacios han pasado a ser de la ciudad, que por el contrario, ha cedido a la Iglesia cuatro solares: en Blasco Ibáñez, Campoamor, Luis García Berlanga y Marina Baixa.

"Valorados todos los terrenos, el Arzobispado tendrá que compensar al consistorio con 157.450 euros", ha explicado Sarriá al aclarar que este acuerdo "regulariza una situación un poco atípica, puesto que había cesión de derechos de superficie con caducidad con casos como templos y centros de la iglesia que estaban en solares municipales con un régimen de concesión".

"Había que arbitrar un convenio que, por una parte, permutara y regularizara el estado de esas propiedades y, de otra, permitiera las modificaciones de planeamiento necesarias y además, a consecuencia de esa permuta, estableciera las compensaciones económicas necesarias", ha concluido el concejal que también ha dado cuenta otros asuntos acordados en la Comisión de Urbanismo como, por ejemplo, la cesión de agente urbanizador de un solar en la calle Corona, que tenía un planeamiento aprobado en 2007, pero que hasta el momento no se había hecho ninguna actuación. "Ahora el que se subroga en esa condición de urbanizador ya está en trámite de gestionar toda la unidad de ejecución paralizada durante años", ha explicado el concejal.

Por otra parte, Vicent Sarriá ha destacado, a raíz de una moción del Partido Popular respecto a una unidad de ejecución de Malilla Sur, que "efectivamente es prioridad para la delegación de Urbanismo el desarrollo de este espacio que completará la urbanización de esta zona de la ciudad una vez ejecutado el PAI de Malilla Norte y la Fuente Sant Luís". Esta actuación, que permitirá la construcción de 300 nuevas viviendas de protección pública, aumentará el parco público de vivienda alquiler.

Ante las preguntas de los periodistas, el concejal también ha hablado de la proposición no de ley aprobada por el Congreso que apoyaba la subestación del nuevo cauce del río para sustituir a la de Patraix, "un proyecto que hay que licitar y redactar y que el Ayuntamiento intenta agilizar"; y del nuevo corredor verde del nuevo cauce del Turia anunciado por el alcalde en el Debate del Estado de la ciudad. A este respeto, ha manifestado, tal y como dijo Joan Ribó, que "se trata de una propuesta interesante que se tiene que trabajar para buscar el equilibrio entre la prevención de riesgo de inundaciones y la naturalización del espacio y está sujeta a condicionantes como por ejemplo la posición de la Confederación Hidrográfica del Júcar".

Torre Miramar

Como responsable de la Movilidad Sostenible, el concejal Giuseppe Grezzi, ha querido hacerse eco otros asuntos tratados a la Comisión de Urbanismo y ha resaltado el acuerdo unánime de todos los grupos políticos de trasladar al Ministerio de Fomento que se haga cargo de los desperfectos de la Torre Miramar, en la avenida de Catalunya. "Mandaré una carta con el acuerdo a la Delegación de Gobierno y a la Demarcación de Carreteras e impulsaremos también una reunión para hablarlo. Los desperfectos se han cuantificado unos 250.000 euros", ha aclarado el regidor que ha celebrado "el cambio de criterio del PP".

Giuseppe Grezzi también ha hablado de la propuesta del Grupo Ciudadanos sobre del Ordenanza de Movilidad, y ha recordado que se trata de un borrador que espera los informes técnicos por parte de los servicios municipales, "como no puede ser de otra forma". Con todo, ha concluido, la ordenanza "está basada en promover la calidad del espacio público, e impulsar la movilidad de los peatones así como conseguir una ordenanza moderna al igual que se ha hecho en otras ciudades españolas y europeas, y de acuerdo con el Plan estratégico de la bicicleta impulsado por la Dirección general de tráfico (DGT)".