Inmodiario

Klépierre ha llegado a un acuerdo condicional con Wereldhave en la venta de un portfolio de nueve centros comerciales ubicados en los Países Bajos por un importe total de 770 millones de euros. El portfolio incluye centros de conveniencia y de distrito, en su mayoría ubicados en ciudades fuera de Randstad, que representan un total de aproximadamente 236.000 m2 e ingresos por renta netos anuales de 44 millones de euros.

La transacción no está supeditada a ninguna condición de financiación y se espera que cierre a finales del tercer trimestre de 2015, sujeta a las condiciones suspensivas usuales, incluyendo la autorización antimonopolio, y la finalización de los procesos del Consejo de empresa de Klépierre y Wereldhave.

Laurent Morel, Presidente del Consejo Ejecutivo de Klépierre, comentó: "Esta transacción es una clara estrategia de rotación de activos tras la fusión de Klépierre con Corio y demuestra la liquidez y el valor de nuestro portfolio. Inmediatamente se vuelve a centrar la cartera holandesa de Klépierre en dos de las ciudades más dinámicas de los Países Bajos, Rotterdam y Utrecht, las más atractivas por el ambicioso proyecto redesarrollo de Hoog Catharijne. La venta de este portfolio libera capacidad financiera adicional para el futuro crecimiento de nuestras regiones preferidas de la Europa Continental, a través del desarrollo de nuestras operaciones de calidad, y las selectivas oportunidades de adquisición de los destinos de centros prime".

Tras la operación, el portfolio holandés de Klépierre, correspondiente a las ciudades de la región afluente Randstad, representará un valor total de 1.000 millones de euros (a 31 de diciembre de 2014). Se espera que de esta desinversión resulte un ingreso neto en efectivo para Klépierre de 695 millones de euros (cuota de grupo), que por primera vez se utilizarán principalmente para reembolsar la deuda pendiente.

Suponiendo que la transacción se complete como está previsto, se espera que la desinversión tenga un impacto limitado en el valor actual neto del flujo de caja para el año 2015. En consecuencia, Klépierre mantiene su valor neto actual de efectivo por acción para el año fiscal 2015.