Inmodiario

Madrid. Mapfre Inmuebles ha sumado un nuevo activo a su cartera de inmuebles. Bajo la fórmula de ‘sale and lease back’ (compra con contrato de alquiler del antiguo propietario), la filial de la aseguradora ha comprado por unos 30 millones de euros la sede en España de la multinacional automovilística alemana Mercedes Benz. La rentabilidad de la operación, por encima del 6% anual, está garantizada al permanecer en alquiler el antiguo propietario por un periodo inicialmente fijado en quince años.

Como hicieron otras empresas, la sede corporativa de Mercedes  fue promovida llave en mano por Riofisa en el parque empresarial Arroyo de la Vega, en la localidad madrileña de Alcobendas, al norte de la capital. Dispone de 7.000 distribuidos en cuatro plantas sobre rasante y otras dos subterráneas habilitadas como garaje para 200 vehículos..

Se trata de la última de las compras que han proliferado en el último tramo del año, en este caso de una compañía, como Mapfre, y no de alguna de las compañías privadas de inversión controladas por inversoras, como Pontegadea, propiedad del presidente de Inditex, Amancio Ortega que acaba de comprar a ISC Freshwater Investment S.L.U una cartera de sucursales bancarias por aproximadamente a los 55 millones de euros.

El arrendatario es Banco Sabadell, con un contrato de arrendamiento de un plazo mínimo de 25 años lo que supone una importante garantía de ingresos. La cartera se compone de cinco grandes locales comerciales, ubicados en zonas prime muy consolidadas en varias ciudades españolas importantes, entre ellas Barcelona y Madrid.

O también Gorbea que cerró en 80 millones de euros el solar donde FCC va levantar su futura sede corporativa en Las Tablas, el mismo barrio donde está instalada Telefónica.