Inmodiario

Las agencias del Grupo Inmobiliario ofrecerán a sus clientes las herramientas y servicios que dan garantías a los arrendamientos
Editor de InmoDiario.

Madrid. El Grupo Inmobiliario Best House y la Asociación para el Fomento del Alquiler y Acceso a la Vivienda, Arrenta, han llegado a un acuerdo para fomentar el mercado de alquiler con auténticas garantías que garanticen el cobro de rentas a los propietarios y estimulen un mercado que reclama, ante todo, seguridad.

En virtud a dicho acuerdo, las agencias del Grupo Best House serán distribuidoras de los servicios con los que la Asociación ofrece Seguridad en Arrendamientos. Seguridad para cobrar las rentas, recuperar la posesión rápida de la vivienda, obtener la devolución de fianzas, solventar disputas…, en definitiva para resolver cualquier controversia derivada de un contrato de arrendamiento. 

Una tranquilidad que se logra con:

Arbitraje de Derecho, la vía rápida, económica y eficaz para resolver conflictos en arrendamiento, dado que se obtiene un laudo (sentencia firme) en un plazo muy reducido, lo que permite ahorrarse 6 meses de media en comparación con acudir a los Juzgados. En el caso de los procedimientos para el cobro de rentas y desahucios por impago, por ejemplo, Arrenta garantiza la obtención de un laudo en el plazo máximo de un mes.

La solvencia de la Asociación Europea de Arbitraje (Aeade) -institución elegida por Arrenta como institución arbitral-, su experiencia en el sector inmobiliario y sus estrictos códigos de control y calidad, son la mejor garantía en los procedimientos.

Con validez para toda la duración del contrato y un único pago de 88 €, el Convenio de Arbitraje - Arrenta Básico proporciona a Propietarios e Inquilinos una resolución rápida y eficaz de los conflictos. Para lograrlo, basta con adquirir el convenio en las Agencias Best House, firmarlo por ambas partes y añadirlo al contrato de alquiler.

Garantía de Cobro de Rentas. Para asegurar al propietario los ingresos mientras dura el procedimiento, Arrenta proporciona la cobertura de las rentas a partir del segundo mes de impago, cobradas mes a mes, durante seis meses seguidos –tiempo suficiente para resolver la situación vía arbitraje.

De esta forma no sólo se beneficia al propietario, sino que se facilita a los inquilinos el acceso sin trabas a una vivienda, ya que se eliminan otros trámites complicados, como los avales bancarios, y se puede obtener la conformidad al contrato de alquiler en un plazo de 24-48 horas.

Asistencia jurídica gratuita. En el caso de necesitar los servicios de abogado y procurador –por ejemplo, cuando el condenado no cumple el laudo y éste deba ejecutarse en el Juzgado de Primera Instancia-, todos los servicios de Arrenta cubren esa instancia.

Alquilar ya no es riesgo

El alquiler está llamado a ser el protagonista del mercado inmobiliario español en los próximos años, porque es una buena salida para absorber la oferta de viviendas, la opción para que los propietarios obtengan ingresos extras y la alternativa para los inquilinos que no pueden o no quieren acceder a una vivienda de otra forma. El alquiler está creciendo y en 2010 podría llegar a representar el 15 % del total, lo que nos acercaría a los modelos europeos, pero aún lejos del 40% de otros países de nuestro entorno. Para que se produzca este auténtico despegue, es preciso seguir poniendo en marcha medidas para fomentar una oferta mayor y más segura.

La rapidez en la solución de conflictos y la garantía del cobro de rentas son básicas y así lo han entendido Best House y Arrenta que ofrecen, con este acuerdo, un valor añadido y toda la tranquilidad necesaria a los propietarios e inquilinos que deciden alquilar a través de las agencias del Grupo Inmobiliario. Una seguridad extensible al mercado de locales y oficinas, que también puede utilizar estos servicios.

El Arbitraje, ofrece la seguridad que necesita el alquiler y se ha convertido en la mejor herramienta para garantizar tiempos y uniformidad en la resolución de conflictos de alquiler –lo que no logran los Juzgados-; de todo tipo –no sólo de impagos-; para ambas partes -mientras que las últimas reformas legales “olvidan” al inquilino-; y con un coste muy inferior.

Por eso Arrenta insiste en que el único “desahucio exprés” realmente eficiente seguirá siendo el Arbitraje de Derecho, que supone para los propietarios un ahorro medio de 6 meses en tiempo y de más de 5.000  € en esfuerzo económico.

La experiencia de Arrenta no sólo ha demostrado esa eficacia, sino el carácter preventivo del arbitraje: cuando hay un compromiso de recurrir a la vía arbitral, se reducen los casos de problemas. Por eso la morosidad de contratos de alquiler que incluyen el convenio arbitral de Arrenta se sitúa en 1,5%, muy lejos de la morosidad media del sector, que ronda el 5% y llega en algunos casos hasta el 10-12% (como reconoce la propia Sociedad Pública de Alquiler).

Más de 5.000 profesionales inmobiliarios de toda España, a los que se suman ahora las agencias de Best House, recomiendan ya a sus clientes las soluciones de Arrenta.

Editor de InmoDiario.