Inmodiario

El procedimiento de limpieza en una comunidad de propietarios

Como parte de la convivencia humana es necesario contar con áreas libres de contaminación y en buen estado, sin acumulación de desechos y provistas de una ambiente agradable. Esto se relaciona directamente con la importancia de la limpieza en una comunidad de propietarios, indispensable para conservar en perfectas condiciones los inmuebles y compartir espacios como jardines, gimnasios, piscinas, garajes, parques y más.

¿Por qué es primordial mantener la limpieza de las comunidades?

Existen diferentes tipos de comunidades, pero en su mayoría cuentan con espacios amplios diseñados para el aparcamiento de los coches, disposición de la basura, reuniones sociales, ocio y esparcimiento.

Esto conlleva la necesidad de que cada uno de sus miembros tome en cuenta su responsabilidad en las labores de mantenimiento y limpieza, ya que se trata de un aspecto clave para garantizar la convivencia en armonía, conservación de todas las instalaciones y preservación de la salud de sus moradores.

Sobran los motivos que incentivan la puesta en práctica de la limpieza de comunidades, algunos de ellos son los siguientes:

- Las áreas limpias contribuyen a mantener los inmuebles bajo vigilancia, incrementando su seguridad en consecuencia. En este sentido, es vital podar árboles o arbustos que sirvan de refugio a vándalos y delincuentes.

- Al tener un buen mantenimiento la comunidad incrementa su valor y aumenta su prestigio, gracias a la calidad de vida que ofrece dentro de sus instalaciones.

- La limpieza promueve el desarrollo de una convivencia armoniosa entre vecinos, quienes pueden compartir de forma libre, sin poner en riesgo su salud.

- Cuando las áreas comunes se mantienen perfectamente saneadas, todos los vecinos disfrutarán de ellas y esto mantendrá su sensación de satisfacción por formar parte de dicha comunidad.

    Es importante tomar en consideración, siguiendo este mismo orden de ideas, que dentro de las comunidades de vecinos usualmente se encuentran pisos, chalets, áticos y residencias completamente independientes.

    Pero en el caso de aquellos inmuebles que cuentan con portales, escaleras o cuartos de basura compartidos, es imperioso que se mantenga la limpieza para poder transitar de forma fluida y segura por el lugar.

    Esto es mucho más importante en la actualidad, cuando todavía no se ha conseguido erradicar completamente la incidencia de contagios por Covid-19 y la higiene constituye la principal forma de prevención.

    Muchos propietarios contratan los servicios de una empresa con personal calificado en labores de limpieza y mantenimiento, aunque otros cuentan con residentes que se dedican a este tipo de actividades como una fuente de ingresos adicionales.

    Procedimiento de limpieza de comunidades

    Tal como se indicó anteriormente, es posible contratar los servicios de una empresa calificada dentro de esta área, la cual se encargará de inspeccionar las condiciones de cada una de las instalaciones que conforman la comunidad, tales como tuberías, sistema de electricidad, contenedores de desechos, escaleras, jardines y otros.

    Una vez que cuentan con toda la información, trazan un plan de limpieza y desinfección de acuerdo con las necesidades del ambiente, al igual que establecen un programa de trabajo preventivo a través del cual realizan el mantenimiento cada cierto tiempo; ya que la limpieza podrá ser efectuada diariamente, una vez a la semana, de forma periódica o durante ciertas temporadas.

    Estas fases de limpieza dependen de las características de cada comunidad en particular, pues es posible que algunas dispongan de un gimnasio que amerite mantenimiento diario al igual que la recolección de basura; mientras que por otro lado garajes, techos o paredes quizá se conserven en buen estado con una limpieza periódica.

    Recomendaciones para realizar la limpieza en una comunidad de propietarios

    Al contratar los servicios de profesionales en mantenimiento, con toda seguridad vivirás tranquilo sin importar la época del año. No obstante, es preferible que sigas una serie de consejos con los que podrás reducir el trabajo de limpieza en tu comunidad, tales como los que se indican a continuación:

    - Pon de tu parte para conservar todo en su lugar, perfectamente ordenado y nunca arrojes basura al piso; utiliza los contenedores indicados para todo tipo de desperdicios y asegúrate de mantenerlos bien cerrados para evitar la proliferación de insectos.

    - Las escaleras y ascensores son áreas de uso frecuente, por lo que es necesario que se limpien diariamente para mantenerlas impecables y así crear un ambiente propicio para recibir a vecinos y visitantes.

    - Posiblemente en tu comunidad existan ventanas con cristales o espejos en el pasillo, se trata de elementos decorativos muy llamativos pero exigentes en cuanto a limpieza, ya que los vecinos pueden apoyar sus manos en ellos y dejar marcadas sus huellas, algo que debe evitarse a toda costa para cuidar la estética.

    - El personal de limpieza debe estar capacitado para realizar minuciosamente cada una de las fases de limpieza, recogiendo la basura, trapeando el suelo, aplicando brillo donde se requiera y evitando dejar marcas en los cristales.

    - El mantenimiento del cuarto de basura es una de las áreas más críticas de cualquier comunidad; es frecuente que los vecinos depositen en este lugar desechos fuera de los contenedores, lo que no debe suceder ya que amerita su colaboración. Este espacio necesita ser desinfectado con adecuados productos de limpieza.

    - Si cuentan con áreas de esparcimiento en las que se dispone de una piscina, además de colocar en un lugar visible las normas de higiene para su uso y mantenimiento, esta debe ser limpiada con frecuencia por profesionales calificados y que cuenten con los accesorios indicados para el caso, a fin de evitar la proliferación de virus y bacterias que se desarrollen en ella.

    - Todos los elementos de uso común como buzones o timbres en los inmuebles, deben mantenerse impecables, al igual que las áreas empleadas para el aparcamiento de los coches o como vía de acceso a la comunidad.

      Es evidente que son muchos los detalles a tomar en cuenta para mantener la limpieza de una comunidad de propietarios y cuanto más grande sea esta, mayor esfuerzo implicará.

      No obstante, por tratarse de zonas compartidas por varios propietarios, existe la ventaja de que cada uno de ellos aporte una cuota para cubrir los honorarios de los servicios de limpieza profesional, sin que esto afecte su presupuesto y sin necesidad de que ellos mismos deban realizar este tipo de tareas tediosas y extenuantes.