Inmodiario

Impulsar el alquiler entre quienes tienen una vivienda que quieren arrendar y aquellos que buscan un piso en Madrid a precios asequibles es el objetivo del Servicio de Intermediación del Alquiler (SIA).

Este nuevo programa puesto en marcha por el Ayuntamiento de Madrid a través de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) es un servicio gratuito que busca una intermediación integral entre propietarios e inquilinos para reactivar el mercado.

El SIA es el último de los programas del Plan Integral de Alquiler Municipal que el Ayuntamiento de Madrid puso en marcha a principios de 2021. Los requisitos para formar parte de este programa son muy sencillos.

Por parte del propietario, solo es necesario tener una vivienda en propiedad, con una superficie igual o superior a 25 metros cuadrados útiles, por encima de rasante y accesible, de acuerdo con la legislación vigente. El único requisito para apuntarse como inquilino es tener unos ingresos familiares que no superen 8 veces el indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM).

Álvaro González, concejal delegado del Área de Vivienda y presidente de la EMVS, recalca "el carácter gratuito e integral de este nuevo servicio", señalando además que "es el que más garantías y ventajas ofrece a ambas partes de todos los servicios de intermediación entre particulares que la EMVS ha puesto en marcha desde el año 2004. Un nuevo servicio que ofrece una completa asesoría jurídica, económica, técnica y fiscal que resolverá cuantas cuestiones se planteen durante la vigencia del contrato de alquiler".

Novedades del SIA

Como parte de un servicio de mediación integral la EMVS ofrece a ambas partes asesoría jurídica, fiscal y técnica para que propietarios e inquilinos tengan las mejores garantías.

El SIA, que sustituye a otro programa de intermediación llamado ALMA, incluye importantes novedades y ventajas, entre las que destaca el pago a los propietarios, por parte de la EMVS, del seguro del hogar y de impagos durante toda la vigencia del contrato que firmen con el inquilino.

También propone al propietario una terna de inquilinos para que pueda elegir el que más le convenga, e incluso expide al propietario de manera gratuita, si no lo tiene, el certificado de eficiencia energética de la casa, obligatorio para poder alquilar una vivienda.

A cambio de todos estos servicios, la EMVS pide al propietario que ofrezca a los inquilinos un precio más atractivo. Una renta que, con el asesoramiento de la empresa pública, se pactará entre ambos.

En relación con el inquilino, la EMVS garantiza que nunca pagará por la vivienda que alquile más del 40 % de sus ingresos anuales, y se compromete a facilitarle visitas a un máximo de seis viviendas que se ajusten a sus necesidades e ingresos.

Otra novedad del SIA para inquilinos menores de 35 años es el adelanto, por parte de la EMVS, de la fianza (un mes) que solicite el propietario, que luego tendrá que devolver en un plazo de 24 meses sin intereses de ningún tipo.

Desde 2004, la EMVS ha gestionado 32.400 contratos de alquiler entre particulares. El objetivo de SIA es intermediar en una media de 20 nuevos contratos al mes.