Inmodiario

El Colegio de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid) recomienda la suspensión de juntas, tanto ordinarias como extraordinarias, en las comunidades de propietarios, salvo aquellas en las que se traten asuntos de urgente necesidad que estén sujetas a un plazo. Esta decisión está en línea con la adopción del paquete de medidas preventivas que anunció ayer la Comunidad de Madrid para evitar situaciones innecesarias de contagio por coranovirus.

En los casos en los que sea inaplazable la junta, siguiendo las indicaciones facilitadas por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, se sugiere:

-Mantener una distancia prudencial entre los asistentes a la junta.

-No darse la mano ni besarse.

-Toser en un pañuelo desechable o en el hueco del codo en su defecto.

-Intervenciones breves y concisas que permitan la adopción de acuerdos lo antes posible.

Asimismo, en defecto de celebración de estas reuniones, se recomienda que la junta directiva de la comunidad de propietarios asuma las decisiones que sobre asuntos de carácter perentorio sean necesarias tomar (por ejemplo, contestar a una demanda).

En todo caso, desde CAFMadrid, aconsejan que los servicios de administración continúen prestándose a través de servicios remotos como teléfonos, e-mail?, evitando mantener reuniones presenciales, salvo las estrictamente necesarias y guardando las medidas recomendadas por la Comunidad de Madrid.

Además, ante los posibles casos de intrusos que, aprovechándose de esta situación, se hacen pasar por sanitarios para acceder a las viviendas, CAFMadrid recomienda prudencia y pedir las acreditaciones correspondientes. Y nunca franquear el paso al domicilio a personas desconocidas, especialmente si no es una urgencia médica y el contacto no se ha establecido mediante teléfono, Internet, u otro medio.

Por último, esta institución llama a la calma y al sentido común para contener la epidemia de coronavirus. También a la solidaridad con aquellos vecinos, normalmente de avanzada edad, que viven solos, y que puedan necesitar de la ayuda del resto de sus convecinos.