Consultor de tecnología y marketing digital. Especialista en el sector inmobiliario. Gestor de grandes...
Inmodiario

Un personal shopper inmobiliario es un agente personal y exclusivo del comprador de propiedades inmobiliarias.

Asi como la figura del agente del vendedor se puso en valor con el sistema de propiedades captadas en exclusiva compartida (MLS),

El asesor inmobiliario es un asistente personal que busca propiedades más allá de las que se encuentran publicadas en portales de internet, las encuentra y analiza, para diagnosticar su valía con respecto a las necesidades del cliente comprador. Negocia con la parte vendedora, de forma libre, ya que no hay conflicto de intereses. Finalmente, con la propiedad auditada, con la documentación revisada y en regla, interviene en el cierre de la operación de compra.

La empresa que fue pionera en servicios de personal shopper inmobiliario, fue Somrie, en 2010, con una apuesta por colocar en el centro del negocio al cliente comprador, habitualmente no tan relevante para el negocio de la intermediación inmobiliaria, al ser el propietario quien paga los honorarios a las empresas inmobiliarias.

Su socio fundador, Enric Jiménez, ahora también responsable de la primera franquicia de personal shoppers inmobiliarios en España, PropertyBuyers, destaca que esa figura es un agente independiente, que tiene la plena libertad de buscar entre toda la oferta inmobiliaria existente, provenga de propietarios particulares, otras inmobiliarias, promotoras o entidades financieras.

Esa libertad va en beneficio del cliente comprador, al no tener exigencias de una agencia que tiene que sacar al mercado su propio producto. Supone no tener conflictos de interés con compañeros que defiendan ala parte vendedora, permitiéndose la capacidad de negociar el precio y mejorarlo para que aumente la posibilidad de que su cliente comprador tenga el presupuesto para la adquisición.

El proceso de trabajo de un personal shopper inmobiliario se puede resumir en estas actuaciones:

1. Seleccionar y visitar los inmuebles, a través de todos los canales disponibles

2. Preparar un informe de los inmuebles visitados

3. Visitar las propiedades seleccionadas con el cliente

4. Preparar un informe técnico

5. Negociar el precio de venta

6. Comprobar la minuta de escritura

7. Asesorar en los trámites post venta

Las ventajas para el comprador, se fundamentan en estos ahorros:

- El 70% de las visitas que se hacen con un proceso de búsqueda tradicional,

- Disminución del precio de salida de las propiedades, entre el 5% y el 20%.

- Menos imprevistos y más seguridad, al disponer de informes técnicos, financieros y legales

Tras 10 años de andadura, la figura del personal shopper inmobiliario es reconocida como una actividad específica, no ligada a la inmobiliaria tradicional.

Cada vez hay más profesionales que se decantan por ofrecer el servicio de agente del comprador, como experto en el mercado inmobiliario, que analiza aspectos tan importantes como el valor de las viviendas, si el precio del mercado es el adecuado, si la vivienda dispone de la documentación actualizada, no hay vicios ocultos, todos los documentos y certificados están en vigor y si la inversión es adecuada para su cliente.

En España, el personal shopper inmobiliario está cada vez más cerca de ser una profesión reconocida, como en países anglosajones y la vecina Francia.