Inmodiario

¿Por qué es importante tener un Administrador de Fincas colegiado? ¿Qué hace más allá de moderar las reuniones de vecinos o gestionar las obras de las zonas comunes? IESA, empresa proveedora de soluciones tecnológicas con más de treinta y cuatro años de experiencia, alerta a las comunidades de vecinos de la necesidad de esta figura más allá de un mediador, sino como garantía legal que les evite multas que podrían llegar hasta los 800.000€, como en caso de no cumplir la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Según datos de IESA, más del 20% de las comunidades de vecinos españolas estarían en riesgo legal al no disponer de un Administrador de Fincas colegiado que las asesore en su gestión.

¿A qué multas se podrían enfrentar las comunidades que desconozcan la nueva normativa y no cuenten con un Administrador de Fincas colegiado que les asesore?

1.Hasta 3.000€ por incumplir los requisitos de la Agencia Tributaria: Las comunidades de vecinos tienen que presentar modelos fiscales a la Agencia Tributaria. No hacerlo o no presentarlo a tiempo podría ocasionar una sanción económica de hasta 3.000€.

2.Hasta 90.000€ por no hacer las inspecciones periódicas: Ésta es la cifra que podría pagar una comunidad en caso de no tener al día las revisiones de ascensores, instalaciones eléctricas, sistemas de calefacción, etc. Este tipo de revisiones de mantenimiento ha aumentado en los últimos años y es fundamental que las comunidades hagan un seguimiento apropiado.

3.Hasta 600.000€ por Incumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) o del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD): Durante los últimos años todo el reglamento sobre protección de datos de usuarios y consumidores se ha intensificado. También para las comunidades de vecinos, que pueden llegar a pagar multas de hasta 600.000€ por no cumplir la LOPD o el RGPD, por ejemplo, al instalar cámaras de vigilancia en zonas comunes sin advertir a los propietarios.

4.Hasta 800.000€ por incumplimiento de Prevención de Riesgos Laborales: Cumplir la normativa de prevención de riesgos laborales es obligatorio para toda comunidad de vecinos, incluso, aunque no tenga en plantilla a ningún trabajador. Si el resultado de una inspección de trabajo es negativo las sanciones económicas pueden ser leves, de 40 a 2.045€, graves, de 2.046€ a 40.985€, y muy graves, de 40.986 hasta 819.780€

"Contar con un profesional colegiado es sinónimo de seguridad, calidad, profesionalidad y acceso a convenios. Pertenecer a un Colegio Oficial de Administradores de Fincas garantiza al Administrador de Fincas una especialización en el sector y acceso a los todos los conocimientos normativos necesarios para el correcto funcionamiento de las comunidades de vecinos", explica Enrique Sánchez, director general de IESA.