Inmodiario

Que el Ayuntamiento de Madrid cuente con una oficina municipal de atención social en los jugados de la capital para las personas que reciben una orden de desahucio. Esta ha sido la propuesta que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y Marta Higueras, primera teniente de alcalde y responsable de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, han puesto encima de la mesa durante la reunión que ha mantenido hoy con el delegado del Gobierno, José Manuel Rodríguez Uribes.

A la reunión han asistido Pedro Rollán, vicepresidente de la Comunidad de Madrid; Yolanda Ibarrola, consejera de Justicia de la Comunidad; Cristina Moreno, vicepresidenta de la Federación Española de Municipios y Provincias; y miembros del Consejo del Poder Judicial, el Consejo General de la Abogacía y la Fiscalía de Madrid.

Higueras comparó ese tipo de oficinas con las que ya existen para otras situaciones como de orientación jurídica o de atención al detenido. En este caso la oficina dependería del Ayuntamiento de Madrid y el mismo juez puede dirigir a las ciudadanas y ciudadanos afectados "para que en esta oficina les orienten y les pongan en contacto con el servicio social que corresponda".

"Creemos que esa oferta es interesante -añadió Higueras-, porque la dificultad con la que nos encontramos los servicios sociales es conocer con antelación suficiente que ese desahucio se va a producir. El juez señala un plazo y desde ese momento los servicios sociales se pueden poner a trabajar, algo que ahora nos está resultado muy complicado".

Higueras manifestó que el único escollo con el que se puede contar para la creación de la oficina es la Ley de Protección de Datos, "pero si tenemos el consentimiento de las personas afectadas para poder trabajar con sus datos, no habría ningún problema".

Coordinación

En la reunión se ha tratado el convenio de colaboración entre la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento, la FMM y el Consejo General del Poder Judicial para exista una coordinación y las administraciones estén informadas de los lanzamientos de desahucios que se dictaminan cada día y actuar en la atención a las personas afectadas.

Higueras calificó de "imprescindible" este acuerdo "porque nos va ayudar a conocer esa situación con antelación al día del desahucio fijado. Esto nos puede permitir trabajar desde ese mismo momento desde los servicios sociales con diferentes actuaciones y ayudas sociales, además de tener previsto una alternativa habitacional en caso de que se produjera el desalojo".

La primera teniente de alcalde recordó que el Ayuntamiento de Madrid "atiende a la emergencia y sus recursos son temporales, voluntarios, gratuitos y compartidos. Es competencia de la Comunidad de Madrid atender la demanda del realojo".

Higueras señaló que, en ocasiones, una situación de desahucio se conoce el día antes o el mismo día, "cuando es complicado actuar" por eso hizo una llamamiento a la ciudadanía para que acuda a los servicios sociales lo más temprano posible para paliar su situación. "Si un contrato termina, la renovación supone un alquiler al alza y no se puede hacer frente al pago, es en ese momento cuando tienen que acudir a los servicios sociales -hizo hincapié la primera teniente de alcalde- , porque es el momento en que los servicios sociales pueden actuar".

  • Tags