Inmodiario

La asociación Facua-Consumidores en Acción advierte de que el recibo de la luz del usuario medio ha subido un 3,9% en lo que va de mayo con respecto a las tarifas semirreguladas correspondientes al PVPC de abril. El incremento en el precio de la energía consumida ha alcanzado el 5,4% en los dieciocho primeros días de este mes, pasando de los 13,86 céntimos/kWh (impuestos indirectos incluidos) del abril a 14,61.

Con las tarifas vigentes entre el 1 y el 18 de mayo, el usuario medio pagaría una factura mensual de 72,68 euros, frente a los 69,46 euros de abril. "Tras sólo dos meses de bajadas, todo apunta a que la tendencia alcista ha vuelto para quedarse", apunta el portavoz de Facua, Rubén Sánchez, que critica "la escandalosa inacción del Gobierno frente a la carestía del recibo eléctrico y el elevado porcentaje de familias que minimizan el consumo por debajo de sus necesidades o sufren cortes de suministro por su falta de capacidad para hacer frente al pago".

La asociación de consumidores lamenta que tras las carísimas tarifas que sufrieron los usuarios en 2017, cuando el recibo subió un 10,7% con respecto al año anterior, el pronóstico del Gobierno de que en 2018 bajarían ha sido fallido.

Ante esta situación, Facua continúa reclamando al ministro de Energía, Álvaro Nadal, un cambio legislativo de envergadura por el que el Ejecutivo vuelva a intervenir las tarifas del sector, de manera que se apliquen precios máximos totalmente regulados sobre la base de los costes reales de la producción energética.

La asociación también reclama la bajada del IVA que se aplica a la electricidad, ante lo injustificado de repercutir el más elevado a un servicio esencial, y una modificación del fallido bono social aprobado el año pasado para que sean muchos más los usuarios con derecho a acogerse a él y también resulten mayores los descuentos que implique.

Facua realiza sus estudios a partir de las tarifas semirreguladas (PVPC) aplicadas a los usuarios con contadores tradicionales o digitales aún no adaptados a la telegestión. Según los análisis de la asociación, el usuario medio consume 366 kWh al mes y tiene una potencia contratada de 4,4 kW.