Inmodiario

Se ha presentado en Sant Cugat del Vallés el nuevo Servicio de Intermediación en Deudas de la Vivienda que la Diputación de Barcelona ha puesto en marcha en este municipio, con la colaboración del Ayuntamiento, la Agencia de la Vivienda de Cataluña y el Colegio de Abogados de Tarrasa.

El Servicio de Intermediación en Deudas de la Vivienda es fruto de la coordinación con Ofideute, el servicio de mediación hipotecaria de la Generalidad de Cataluña. El objetivo del servicio es aumentar y extender los puntos de atención a las familias que tienen problemas para afrontar las deudas hipotecarias, así como establecer una acción coordinada y un modelo y circuito únicos de mediación en todo el territorio de la demarcación de Barcelona.

Ofideute, que es un servicio que ofrece la Agencia de la Vivienda de Cataluña de la Generalitat, se creó en 2010 para paliar los efectos de la crisis en el ámbito de la vivienda y evitar la exclusión social por motivo residencial. Desde entonces, trabaja para extender la mediación entre los particulares y las entidades bancarias a los municipios.

En diciembre de 2012 la Generalitat y la Diputación firmaron un convenio para coordinar los servicios de mediación hipotecaria con que contaban las dos administraciones. Con la firma de este convenio, el servicio Ofideute se coordina con la Diputación para ofrecer un servicio de proximidad a la ciudadanía.

Las familias que se deriven al servicio, una vez hecha la comprobación de las condiciones de acceso (ser propietarios de una única vivienda que se utilice como vivienda principal y no poder afrontar el pago de la hipoteca), son entrevistadas por la persona letrada especializada, que hace una propuesta de modificación de las condiciones de la deuda. Esta propuesta es enviada a Ofideute, de la Agencia de la Vivienda de Cataluña, que hará la mediación con la entidad financiera correspondiente.

Actualmente están en marcha estos servicios en las comarcas de Anoia, Berguedà, Bages y el Garraf, y algunos puntos en municipios del Baix Llobregat, Vallès Occidental y el Barcelonès. Pero se prevé el despliegue territorial de este servicio de forma progresiva por toda la demarcación de Barcelona.

Por el momento, funcionan 17 puntos de atención: en Igualada, Sant Sadurní d'Anoia, Berga, Vilanova y la Geltrú, Vilafranca del Penedès, Viladecans, Castelldefels, Santa Coloma de Gramenet, El Prat de Llobregat, Gavà, Sant Adrià de Besòs , Hospitalet de Llobregat, Sant Boi de Llobregat, Manresa, Consejo Comarcal del Bages, Sant Cugat y Terrassa. En estos puntos, se han atendido más de 1.450 familias. Un 74% de las propuestas de intermediación con las entidades financieras han sido aceptadas.