Inmodiario

El Ayuntamiento de Madrid aborda el proceso de venta de un segundo aparcamiento de residentes (PAR) en la calle Tembleque, en el distrito de Latina, para responder a la petición de los usuarios de adquirir la propiedad de la plazas de garaje que tienen en uso desde 1992. El primero en iniciar este proceso, hace un mes, fue el aparcamiento de Ortega y Gasset I.

En esta semana se ha aprobado inicialmente el Plan Especial que establece la ordenación y constitución del complejo inmobiliario, un paso previo necesario para la venta del PAR a los residentes. Otros 46 aparcamientos han solicitado esta compra, y diversas comunidades de usuarios se están informando para iniciar el proceso.

El PAR se encuentra en la llamada Ciudad Parque Aluche, una zona que, a partir de los años 60 contó con unos primeros grupos de viviendas por iniciativa social o de cooperativas, y una vez dotada de las infraestructuras suficientes, se revalorizó. En los años sucesivos se construyeron numerosas viviendas por iniciativa privada con precios y calidades cada vez mayores. Esto causó una fuerte densificación ya que algunas construcciones se fueron elevando formando torres de hasta 17 pisos. El aparcamiento objeto del plan tiene cuatro plantas con un total de 562 plazas, de las que cuatro son para motocicletas.

El objetivo del Plan es doble. En primer lugar se busca mantener y proteger la calificación de viario público a nivel de suelo, describiendo los elementos integrantes del aparcamiento que salen a superficie y se describen sus limitaciones y servidumbres, dado que el subsuelo es utilizado para las redes de servicios públicos urbanos y hay que garantizar en todo caso su existencia y buen funcionamiento. En segundo lugar se califica el uso de garaje-aparcamiento en las cuatro plantas existentes en el subsuelo, que permitirá la inscripción registral de cada plaza para su venta con todas las garantías.

Después de esta aprobación se inicia un periodo de un mes de información pública antes de su ratificación definitiva por el Pleno. Podrán optar a la propiedad de la plaza da garaje los residentes que tengan actualmente la concesión de la misma. Desde el momento en que la adquieran se suprimen todas las trabas y limitaciones existentes para vender, alquilar o transmitir las plazas.

La adquisición es voluntaria y, por tanto, el usuario puede mantener el régimen de uso actual.