Inmodiario

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestruturación Bancaria (Sareb) ha confiado BNP Paribas Real Estate la comercialización una cartera de 22 suelos rústicos situados en su mayoría en Extremadura y Comunidad Valenciana. Además, se comercializan otros tres suelos en las provincias de Tarragona, Ciudad Real y Murcia.

Los suelos pueden acoger actividades agrícolas, ganaderas, cinegéticas y de recreo  y ofrecen superficies que oscilan entre 460 ha y 84.000 m2. Suman 5.700 hectáreas, con descuentos que oscilan entre el 40% y el 50% sobre los precios máximos.

Se trata del 'Proyecto Harvest', con el que la Sareb quiere devolver a la producción fincas cuyos precios oscilan entre los 150.000 y los tres millones de euros. Ccuentan con grandes extensiones de cultivos y edificaciones y cuyos precios oscilan, en función de sus características, entre los 1.000 y 40.000 euros por hectárea. Fincas con grandes extensiones de olivos, viñedos, naranjos, higueras, pinares maderables, almendros, encinas, dehesas y con aprovechamiento cinegético.

Entre estas propiedades, por ejemplo, está una finca rústica de 677,63 hectáreas ubicada en la localidad navarra de Arguedas, que se puede destinar a usos agrícolas, ganaderos y cinegéticos. Situada entre la ribera el Ebro y las Bardenas, esta a unos 12 kilómetros de Tudela y se accede a la misma por la carretera que lleva a la ermita de la Virgen del Yugo, a unos seis kilómetros en dirección a Arguedas.

Con esta primera operación, la Sareb pone a la venta el 63% del suelo rústico con el que cuenta (en total son 9.000 hectáreas) y que supone menos del 5% de su cartera. A diferencia de otras operaciones de comercialización -donde se forman paquetes inmobiliarios con numerosos inmuebles enfocados a que los adquieran grandes inversores-, en esta ocasión la venta se realizará por fincas.