Inmodiario

Barcelona. La Generalidad de Cataluña ha puesto en venta un lote de 13 edificios por 162,6 millones de euros, con una rebaja del 22% respecto a la tasación que estos inmuebles, por separado, con la que fueron puestos en venta hace un año.

Lo hace tras las insinuaciones realizadas por los inversores extranjeros durante la reciente feria de Mipim (Cannes), en el sentido de que, con una rebaja y la agrupación de todos los inmuebles en un solo lote, sería más factible la venta.

En todos los casos, el Ejecutivo catalán prevé vender el inmueble y permanecer en él en régimen de alquiler, con un ahorro del 5% respecto a sus previsiones iniciales con el anterior precio de venta. Esta reducción del coste del alquiler se traduce en 855.000 euros anuales y 21,8 millones en los 20 años que tendrá vigencia el contrato de arrendamiento; el pago anual previsto tras la rebaja del precio de venta y arrendamiento será de 16,2 millones de euros anuales por parte de la Generalidad.

Dentro de su plan de desinversiones, la Generalidad ha vendido cuatro edificios entre 2012 y principios de 2013 a cambio de continuar en ellos en alquiler, por lo que ha ingresado casi 95 millones de euros.

Forman parte de la lista de 19 edificios que el gobierno de la Comunidad Catalana publicitó en marzo de 2012 por un precio mínimo de venta de 360,2 millones de euros en total, y que podían ser adjudicados individualmente o en grupo.

Por otro lado, la Generalidad prevé adjudicar en subasta antes de verano la Casa Burés y la antigua sede del Memorial Democràtic en Via Laietana 69, valoradas en 26 y 14,9 millones de euros respectivamente, y más adelante un inmueble de la calle Pujades junto al parque de la Ciutadella.