La compañía ha entregado un total de 1.226 unidades en 2021, sumando un total de 2.227 unidades en los últimos 12 meses.

La promotora cuenta con una cifra de preventas de 2.930 unidades, equivalente a 772 millones de euros, y ha reducido su deuda neta un 50% en lo que va de año, situándola en 203 millones de euros, con un ratio LTV del 13%.

La compañía mantiene la tendencia positiva de la primera mitad del año, logrando tener ya vendidas el 82% de las entregas de 2022 y el 68% de 2023, y se plantea como objetivo alcanzar las 3.000 entregas en 2023.

Se distribuirán 86 millones de euros de dividendos para los accionistas dada la buena marcha del negocio y el alto perfil de generación de caja.

Vía Célere, promotora especializada en el desarrollo, inversión y gestión de activos inmobiliarios, ha anunciado hoy sus resultados financieros correspondientes a los primeros nueves meses de 2021, en el que mantiene su tendencia ascendente y mejora sus cifras respecto al mismo periodo de 2020. En este sentido, la compañía ha logrado un EBITDA de 50 millones de euros, lo que supone un incremento del 154% respecto al mismo periodo del 2020.

Asimismo, los ingresos de la promotora se han situado en 385 millones de euros en los primeros nueve meses de 2021, un 42% más que en 2020, tras realizar 1.226 entregas en este periodo, alcanzando una cifra total de 2.227 unidades en los últimos 12 meses. El cash flow operativo de la compañía se ha situado en lo que va de año en 91 millones de euros.

En el plano comercial, la compañía ha continuado con el buen ritmo de ventas del año, registrando, durante los primeros nueve meses del año, una cartera de 2.930 unidades o 772 millones de euros. De esta forma, la compañía ya cuenta un 100% de unidades vendidas de las entregas previstas para 2021, así como un 82% del 2022 y un 68% de 2023. De la misma forma, Vía Célere suma casi 9.000 viviendas en distintas fases de lanzamiento, comercialización y construcción y casi 5.000 sólo en comercialización en todo el territorio nacional.

Por último, la compañía refuerza su estabilidad financiera y su fuerte liquidez, habiendo reducido su deuda neta durante los primeros nueve meses del año en un 50% respecto al final de 2020, hasta situarla en 203 millones de euros, con una caja de 365 millones de euros. Además, el loan-to-value se ha reducido hasta el 13%, cuatro puntos por debajo del registrado a finales de 2020.

Con estos resultados, la compañía refuerza todavía más sus resultados financieros y consolida la tendencia que reflejaban los seis primeros meses del año, en base a una positiva y constante tracción comercial y con la perspectiva de incrementar el número de entregas a final de 2023.

En este sentido, José Ignacio Morales Plaza, consejero delegado de Vía Célere, ha indicado que "estos resultados reflejan la solidez y previsibilidad del plan de negocio de Vía Célere. Nuestro objetivo es continuar con la misma trayectoria mostrada hasta la fecha y alcanzar la frontera de las 3.000 entregas en 2023, manteniendo así la línea de crecimiento que hemos reportado hasta la fecha y que nos ha posicionado como líderes del mercado residencial español".

Asimismo, la solidez de los resultados de la compañía va a permitir el reparto a sus accionistas de forma anticipada de 86 millones de dividendos debido a la buena marcha del negocio, y cuyo pago se realizaría en el último trimestre de 2021.

Patrocina
Casas que innovan tu vida