Inmodiario

La inmobiliaria Realia ha obtenido unos ingresos totales en el primer trimestre de 2018 de 23,9 millones de euros, un 2,6% superior a lo obtenido en el mismo periodo de 2017, debido a la mejora en el área de alquileres. Gracias a la mejora de márgenes de negocio, y a la contención de gastos, el EBITDA asciende hasta 11,1 millones de euros, 11,7% superior al año anterior.

El beneficio antes de impuestos se sitúa en 8,3 millones de euros y el beneficio neto atribuido alcanza 4,2 millones, frente a 5,2 millones en el mismo periodo de 2017. Esta variación es debida al incremento de los costes financieros (2,8 millones) que es compensado solo parcialmente por la mejora de los ingresos del negocio.

Su deuda financiera bancaria bruta asciende a 758 millones, 88 menos respecto al 31 de marzo de 2017 y 5 millones menos que al cierre del pasado ejercicio. La deuda neta se queda en 700 millones, un 5% menos, y cuenta con 59 millones de euros de tesorería y equivalentes

El resultado financiero neto se sitúa en -4,3 millones y el tipo medio ponderado de todos los préstamos, tras la refinanciación de Realia Patrimonio (abril 2.017) en el 1,97%, incluyendo el coste de la cobertura de tipos de interés.

Por lo que respecta al negocio patrimonial, los ingresos por rentas ascendieron a 15,3 millones, con un incremento del 2,3%. La ocupación global de los inmuebles en renta se sitúa en el 94,9% al final del primer trimestre del ejercicio 2018 frente al 93,8% del mismo periodo de 2017.

Respecto al negocio de promoción residencial, en el primer trimestre de 2018 se han entregado 27 unidades por un importe de 4,2 millones de euros, un 6,2% superior al del mismo periodo de 2017, en el que ascendió a 4 millones y 21 unidades.

Realia cuenta a 31 de marzo de 2018 con un stock de 432 unidades (viviendas, locales y oficinas) terminadas o en curso y pendientes de entrega (20 de ellas vendidas). Además, cuenta con 41 parcelas unifamiliares destinadas a venta para autopromoción residencial.

  • Tags