Inmodiario

La inmobiliaria Renta Corporación ha cerrado el primer semestre del ejercicio 2017 con un resultado neto de 7,1 millones de euros, superando ampliamente el resultado registrado en el mismo periodo del año anterior, que se quedó en 2 millones.

El margen de las operaciones asciende a 9,5 millones, y prácticamente duplica el logrado en el primer semestre de 2016. Entre enero y junio, Renta Corporación cerraba importantes tanto en Barcelona, con la venta del Edificio Mercurio en la Via Augusta o de un edificio situado en la Avenida Diagonal,como en Madrid, con la venta de unos edificios situados en la Plaza Isabel II y en la calle General Moscardó, en el distrito de Chamartín.

La cartera de negocio, entendida como los derechos de inversión y las existencias para la venta, con la que cuenta la compañía a mes de junio de 2017 asciende a 210,2 millones de euros, prácticamente en el mismo nivel existente a diciembre de 2016. Adicionalmente, Renta Corporación gestiona activos para la venta en alianza con fondos inmobiliarios con un importe estimado de inversión de unos 45 millones de euros.

En este primer semestre de 2017 se ha iniciado la actividad de la socimi creada junto a la compañía holandesa APG, accionista mayoritario, y de la que Renta Corporación es accionista y el gestor en exclusiva. Un vehículo creado con la previsión de adquirir activos residenciales de alquiler en España, principalmente en Barcelona y Madrid, por valor de 250 millones de euros en una primera fase, y cuenta con un capital comprometido de 130 millones.

Hasta junio, esta socimi destinaba un importe superior a 25 millones para comprar dos inmuebles residenciales en alquiler y cuenta con otros activos bajo estudio que se irán materializando en los próximos meses. Con esta socimi la compañía inicia una nueva línea de negocio adicional que le supondrá ampliar su mercado objetivo y obtener mayores ingresos de manera más recurrente.

La cotización bursátil de Renta Corporación cerraba el semestre con un valor de 2,84 euros por acción, un 55% por encima de los 1,84 euros por acción a cierre del ejercicio 2016.

El resultado financiero neto del ejercicio se sitúa en 300.000 euros negativos, 400.000 menos de los registrados a junio de 2016, ya que.entonces, se incluían otros intereses extraordinarios.