Inmodiario

Hoy se hace efectiva la integración de 3.387 viviendas procedentes fundamentalmente de Santander, BBVA y Banco Popular en la cartera de activos de Testa Residencial, tal y como se aprobó en la Junta Extraordinaria de Accionistas el pasado 30 de enero. Esta incorporación se ha llevado a cabo a través de una ampliación de capital no dineraria cifrada en 659.722.999,95 euros. "Se trata de una aportación que nos permitirá mejorar la capacidad para obtener financiación y generar importantes economías de escala derivadas del mayor volumen de activos", explica Miguel Oñate, Consejero Delegado de Testa Residencial.

De esta manera, Testa Residencial amplía su cartera con 3.387 nuevas viviendas seleccionadas tras un trabajo exhaustivo y cuidadoso de identificación de aquellas unidades que permitan cumplir con los estándares de calidad de la compañía así como sus objetivos de rentabilidad. "Hemos priorizado calidad frente a cantidad en este proceso de selección dado que para la compañía es muy importante que cualquier activo que se integre en la cartera esté alineado con los criterios de calidad y, por tanto, que las características de las viviendas encajen dentro de nuestro plan estratégico", explica Miguel Oñate.

Tras esta ampliación, la compañía cuenta ya con una cartera de 8.064 viviendas, con una tasa de ocupación que supera el 92%, con la que se posiciona como una de las compañías con mayor oferta de alquiler residencial en España. Esta operación supone solo un primer paso dentro del objetivo de la compañía de incorporar nuevos accionistas capaces de aportar activos de características similares para la construcción de una plataforma eficiente de viviendas en alquiler en España.

"A partir de ahora", explica Oñate, "afrontamos una nueva etapa y estamos convencidos de que vamos a ser capaces de proporcionar a nuestros accionistas, empleados e inquilinos importantes beneficios".

Necesidad de hacer emerger el alquiler residencial profesional en España

Testa Residencial aspira a cambiar el modelo de negocio del alquiler residencial en nuestro país y equipararlo a otros países europeos donde esta figura está muy arraigada.

El objetivo de Testa Residencial es ofrecer una cartera de inmuebles adecuados a las necesidades reales del mercado, con una propuesta de servicios añadidos que facilite el acceso a la vivienda en alquiler. En definitiva, se trata de garantizar una transparencia operativa que genere y garantice seguridad jurídica.