Inmodiario

Las socimis siguen siendo las principales protagonistas del mercado inmobiliario en España y su actividad no pasa desapercibida. Axiare Patrimonio, una de las cuatro grandes, junto a Merlin, Hispania y Lar, acaba de publicar el informe de valoración de su patrimonio al cierre del pasado ejercicio, y los datos resultan muy positivos.

Valorada la cartera por CBRE, de acuerdo con los estándares de valoración RICS (Royal Institution of Chartered Surveyors), el valor de mercado de los activos asciende, a 31 de diciembre de 2015, a casi 860 millones de euros. Un incremento absoluto de más del 15,3%, y que se aproxima al 12% si se hace la comparativa entre los mismos activos de un año a otro.

Los principales motivos de este incremento en la valoración de la cartera en el último año se deben al gran apetito de los inversores, cuya gran demanda han provocado la reducción de los yields en 68 puntos básicos.

También obedece el aumento al hecho de que, desde el comienzo del ejercicio, las rentas han ido creciendo hasta alcanzar el 4,6%, debido al beneficio que ha producido el cambio de tendencia de los arrendatarios hacia activos inmobiliarios de clase A.

La gestión activa llevada a cabo por el equipo dirigido por Luis López de Herrera-Oria tampoco ha pasado desapercibido, ya que ha permitido que la la actividad de arrendamiento, junto con revisiones de renta y renovaciones de contratos de alquiler durante el periodo, haya provocado que aumentase la tasa media de ocupación en base like-for-like1 y a obtener unos ingresos por rentas superiores al crecimiento del ERV a diciembre de 2014.

El último logro que ha pesado en este aumento significativo de la valoración patrimonial se relaciona con el aumento, en más de un 24%, de los activos en remodelación. Muy significativo si tenemos en cuenta que la valoración de estos activos representaba, a finales de 2015, más de 11% del total de la cartera.

El resto de las socimis también está en números similares de aumento patrimonial, con pequeñas diferencias relacionadas con las distintas tipologías de activos por las que unas y otras se han ido decantando desde que hace año y medio, en el verano de 2014, dieron su salto al mercado bursátil.