Inmodiario

La inmobiliaria Reyal Urbis ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha recibido notificación del Auto dictado por el Juzgado de lo Mercantil nº 6 de Madrid el 13 de enero de 2015, mediante el que se declara finalizada la fase común y se abre fase de convenio en el proceso concursal.

En el citado Auto se acuerda igualmente la tramitación escrita del convenio, pudiendo presentarse propuesta de convenio, por el deudor o por los acreedores cuyos créditos superen un quinto del total pasivo resultante de la lista definitiva, hasta el 13 de febrero de 2015, esto es, hasta un mes antes a la fecha de vencimiento del plazo establecido para las adhesiones o votos en contra, el cual finalizará el 13 de marzo de 2015.

La inmobiliaria presidida por Rafael Santamaría anuncia su intención de presentar propuesta de convenio dentro del plazo establecido, una vez obtenga la aprobación de su Consejo de Administración.

De esta forma, Reyal Urbis supera la primera parte de su proceso concursal casi dos años después de que en marzo de 2013 solicitara voluntariamente el concurso tras no poder acordar con sus bancos la que hubiera sido su cuarta reestructuración de deuda.

Además de la propia Reyal Urbis, la firma Inversiones Globales (Iveryal), a través de la que Santamaría controla el 70% del capital social de la empresa, también se encuentra en concurso de acreedores.

La compañía adeuda 458 millones de euros a la Agencia Tributaria y a distintas comunidades autónomas y ayuntamientos. Y presenta un 'agujero patrimonial' de 2.500 millones de euros, dado que cuenta con activos valorados en 1.474 millones de euros para afrontar la deuda de 3.978 millones que soporta.