Inmodiario

El consejo de administración de Realia ha acordado proponer a la Junta General de Accionistas una ampliación de capital en la que FCC y Sareb capitalizarán los dos préstamos participativos que tienen con Realia por un importe de unos 115 millones de euros, más los intereses que este préstamo hasta la formalización.

La ampliación de capital se hará a un precio de 1,92 euros por acción, equivalente al valor neto patrimonial (NAV) al cierre del ejercicio 2013.

FCC y la Corporación Financiera Caja Madrid (actualmente Bankia), concedieron los préstamos participativos en 2009, como parte de los acuerdos que suscribieron con las entidades financieras para renovar el crédito sindicado de la actividad de promoción. A finales del año pasado, Bankia traspasó su préstamo a Sareb.

La ampliación de capital forma parte del acuerdo de refinanciación de 847 millones, de la actividad residencial, que la empresa negocia con las entidades financieras. Por otra parte, FCC y Sareb harán efectiva la ampliación una vez que Realia y las entidades financieras firmen la refinanciación de la deuda de promoción.

Para otra parte, durante el primer trimestre del año, Realia ha ingresado 50,4 millones, un 5% menos en relación al primer trimestre de 2011, con un Ebitda de 27,3 millones. El negocio de alquiler de activos patrimoniales ha aportado 44,2 millones de euros, el 88% del total, con un margen bruto de 32,1 millones.

El grupo Realia ha cerrado el primer trimestre del año con un resultado neto atribuible negativo de 10,7 millones. Las pérdidas se explican fundamentalmente por dos razones. Una provisión de 4,6 millones realizada para cubrir la depreciación de activos residenciales, fundamentalmente en la costa; y la no activación de créditos fiscales en este año. Ésta última partida supone un diferencial de 3,9 millones con respecto al ejercicio anterior. 

El grupo mantiene su estrategia de reforzar progresivamente su negocio de alquileres. Entre enero y marzo, el grupo Realia ha facturado 44,2 millones por alquileres. De esta cifra, los ingresos por rentas han sumado 35,9 millones mientras que los gastos repercutidos a los inquilinos han supuesto otros 8,2 millones.

SIIC de Paris ha aportado más de la mitad de los ingresos del grupo por rentas. En el primer trimestre, la filial patrimonial francesa ha facturado 18,4 millones por alquileres (esta cifra no incluye los gastos repercutidos), un 5,1% más en relación a los 17,6 millones de 2012.

Por su parte, los ingresos por alquileres de oficinas en España han supuesto 12,1 millones, un 21% menos. En la comparativa entre los dos periodos han influido 3 factores: un ingreso extraordinario, que tuvo lugar en 2012, por una indemnización de 1,5 millones; una reducción de la ocupación de 1,7 puntos y las actualizaciones de rentas. Asimismo, los ingresos por alquileres de centros comerciales han aumentado en un 35%, hasta 5,1 millones, fundamentalmente por la puesta en explotación del centro comercial As Cancelas, a finales de 2012.

Actualmente, el Grupo Realia tiene activos de patrimonio que suman una superficie de 599.770 metros cuadrados (m2). De esta superficie, Realia tiene en explotación 571.286 m2 (principalmente oficinas ‘prime’ en España y Francia, y centros comerciales en España). Por otra parte, a través de SIIC de Paris tiene una cartera de 5 edificios en rehabilitación, que suman una superficie de 28.484 m2, que una vez entren en explotación aportarán unas rentas estimadas en 13 millones.

En relación a la actividad residencial, los ingresos siguen lastrados por las restricciones al crédito, que dificultan la financiación a los eventuales compradores. Entre enero y marzo, Realia ha entregado 11 viviendas, por un importe de 1,5 millones. Por otra parte, Realia tiene en su cartera 38 viviendas vendidas y pendientes de entregar.

Asimismo, la compañía ha vendido un suelo en Palma de Mallorca, con una superficie edificable de 2.200 metros cuadrados, por 2,1 millones y una plusvalía de 0,4 millones. En el primer trimestre de este año, Realia ha reducido sus gastos generales en 5,4%, hasta 4,2 millones. De esta manera, mantiene su estrategia implantada al inicio de la crisis de adecuar su estructura de costes a la evolución del negocio.