Inmodiario

El Col·legi d'Administradors de Finques de Barcelona-Lleida (CAFBL), en colaboración de los colegios de Girona (CAFGI) y de Tarragona (COAFT), que conforman el Consell de Col·legis d'Administradors de Finques de Catalunya, pidió y reiteró a la Conselleria de Justícia la necesidad de adaptar el régimen jurídico de la Propiedad Horizontal del Código Civil de Cataluña para suspender la obligación de convocar juntas de propietarios. Aunque no se prohíben realizarlas, lo que se pretende con esta modificación legislativa es eliminar la responsabilidad de no convocarlas como sería preceptivo antes de este cambio.

La solicitud ha supuesto la aprobación del Decreto Ley 26/2020, que mediante el artículo 10 da una nueva redacción al art. 4.4 del Decreto Ley 10/2020, de 27 de marzo. En esta regulación se establecen una serie de previsiones respecto a las Juntas de propietarios en las comunidades en régimen de propiedad horizontal sujetas al derecho civil catalán, medidas que se declaran vigentes desde la finalización del estado de alarma, esto es, desde el 21 de junio de 2020. Concretamente, las medidas a aplicar son las siguientes:

1a. La obligación de convocar y celebrar Juntas de propietarios queda suspendida hasta el día 30 de abril de 2021.

2a. Pese a que no existe obligación de convocarlas, se otorga a la comunidad la posibilidad de celebrar Juntas de propietarios a instancia de la Presidencia o a petición de al menos un 20% de los propietarios con derecho a voto, que representen el 20% de las cuotas, desde el día 22 de junio de 2020 hasta el 30/04/2021, atendiendo sus circunstancias y debiendo cumplirse en dichas reuniones las medidas de seguridad en cada momento aplicables.

3a. También se pueden celebrar Juntas por los medios establecidos en el art. 312-5.2 CCCat, esto es, por videoconferencia u otros medios de comunicación siempre que esté garantizada la identidad de los asistentes, la continuidad de la comunicación y la posibilidad de intervenir en las deliberaciones y en la emisión del voto.

4a. Hasta que no se convoque y celebre la próxima Junta ordinaria también se pueden continuar adoptando acuerdos sin reunión a instancias de la Presidencia y cumpliendo los siguientes requisitos (art. 312-7 CCCat):

1. Emisión del voto por correo postal, comunicación telemática o cualquier otro medio que garantice el derecho de información y de voto. Y,

2. Que quede constancia de la recepción del voto y se garantice su autenticidad.

5a. En caso de no convocarse la reunión de junta de propietarios, el último presupuesto anual aprobado se entiende prorrogado hasta la celebración de la siguiente Junta ordinaria, en la cual también se deberá proceder a la aprobación de las cuentas anteriores y a la renovación de los cargos como cualquier Junta ordinaria, de conformidad con el art. 553-15 CCCat.

El Col·legi d'Administradors de Finques de Barcelona-Lleida recuerda la importancia de, en aquellos casos que se celebren reuniones presenciales, mantener la distancia de seguridad mínima de 1,5 m2. Por este motivo, ha facilitado también a sus colegiados una infografía detallando cómo medir la superficie necesaria para realizar reuniones.