Editor de InmoDiario.
Inmodiario

FERROL, 3 Dic.    La constructora Eshor, con sede en el polígono Vilar do Colo de Fene (A Coruña), presentó a los sindicatos integrantes del comité de empresa un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción, por falta de obra nueva, que afectaría a 150 trabajadores de los 350 que tiene en plantilla.

   El documento, que según fuentes sindicales consultadas por Europa Press será remitido en torno al día 20 de este mes a la Consellería de Traballo, fue aprobado ayer por la tarde por siete de los nueve miembros del comité, que preside UGT, con cuatro delegados, y que completan CC.OO., con tres y la CIG con dos.

   José Paz Alonso, representante de la Federación Comarcal Minerometalúrgica de CC.OO., confirmó a Europa Press la aprobación dada por los representantes sindicales a un documento que, en caso de recibir el visto bueno de la autoridad laboral competente, supondría el despido de 150 trabajadores que serían indemnizados por 20 días por año trabajado, frente a los 45 días a los que tendrían derecho en otro tipo de rescisión de contrato.

   La empresa justifica el expediente ante la falta de obra nueva y debido a la finalización de los proyectos en marcha, pero recoge la posibilidad de la creación de una bolsa de trabajo que permitiría la reincorporación de los operarios que hubiesen sido despedidos.

   La constructora Eshor cerró el año 2007 con una facturación de 54 millones de euros y un número de empleados que alcanzaba los 600, lo que la situaba en el puesto número 17 de la lista de las 70 empresas con mayor facturación en el área metropolitana de Ferrol, según informa en su propia página web la compañía. Los beneficios obtenidos en ese mismo ejercicio se situaron cerca de los 4,9 millones de euros. En 2006 había alcanzado los 2,7 millones.

   La empresa recibió subvenciones del Ministerio de Industria en el año 2007, dentro del programa de ayudas conocido como Plan Ferrol. Durante este año se ha enfrentado a diversas denuncias sindicales, planteadas por la CIG, ante supuestos casos de explotación laboral a inmigrantes.

CC.OO. REPRUEBA EL ERE

   La Federación Gallega de Construcción de Comisiones Obreras (FECOMA), en un comunicado de prensa, informó de que "no acepta" la firma del expediente, al entender que ha sido excluida de la negociación, y que el objetivo final de la compañía es "abaratar el despido masivo de trabajadores".

   "Entendemos que en una empresa que ha tenido unos enormes beneficios en los últimos tres años, lo único que busca es una manera de despedir masivamente muchos trabajadores de la forma más barata posible", señala el comunicado.

   Asimismo, se insiste en que el expediente de extinción ha sido "pactado única y exclusivamente con los delegados del Comité de Empresa", con la participación de las centrales sindicales "UGT y CIG", pero "excluyendo al resto de la plantilla". Ante esto, la federación expresa su "negativa a que este expediente salga adelante en las condiciones en que se ha pactado".