Editor de InmoDiario.
Inmodiario

 MADRID, 31 Oct.    El Ibex 35 acabó hoy en 9.116 puntos, con lo que se ha dejado el 17% de su valor en el mes de octubre, prácticamente lo mismo que ha retrocedido a lo largo de todo el primer semestre, a pesar de haber sellado la última semana con una ganancia del 7%, al calor de las expectativas de bajadas de tipos.

   El selectivo ha bajado un 40% en lo que va de año, enfermo de  volatilidad y desconfianza por los temores de que las medidas de gobiernos y bancos centrales de todo el mundo no logren atajar la crisis financiera y evitar la recesión que amenaza a todo el planeta.

   El nerviosismo de los inversores ha convertido a octubre en el mes más negro desde que el Ibex perdiera un 15,6% en septiembre de 2002, así como en el más volátil de la toda la historia del selectivo madrileño.

   Concretamente, el Ibex experimentó la mayor caída desde su nacimiento el pasado día 10, con un desplome del 9,14%, por los miedos a la mala salud de la economía estadounidense, pero también vivió la mayor subida de la historia, al apuntarse un 10,65% tan sólo tres días después, esperanzado por recortes en el precio del dinero.

   Aunque el Ibex perdió la cota de los 8.000 puntos el pasado día 28, retrocediendo hasta los niveles que registraba hace cuatro años, y nadie se atreva a poner fecha de caducidad a la volatilidad, los expertos consultados por Europa Press confían en que no vuelva a marcar niveles tan bajos.

   La privatización de las pensiones en Argentina y sus implicaciones sobre las actividades de empresas españolas con intereses en el país latinoamericano, y la esperanza de que el BCE secunde a la Fed y baje los tipos de interés en su reunión de la próxima semana marcaron el comportamiento de las plazas europeas.

   Los expertos recalcan que las cotizaciones de los valores en bolsa no recogen los fundamentales de las compañías, ya que la mayoría están significativamente infravaloradas. "El comportamiento de las bolsas no responde a nada racional", dice Natalia Aguirre de Renta 4, para quien se vislumbra un "complicado escenario" en 2009.

   A su parecer, contribuiría a restablecer la confianza en los mercados que los bancos centrales de Europa, Estados Unidos y Japón adoptaran más rebajas coordinadas de tipos de interés para reactivar la economía y fulminar los miedos a la recesión.

   A escala nacional, el mes se caracterizó también por la presentación de resultados trimestrales, que entre los cinco grandes de la banca arrojaron un beneficio neto de 15.096 millones de euros, lo que significa un descenso del 1,6% en relación a las ganancias de los nueve primeros meses del año anterior.

   Del total de 35 valores que integran el selectivo, sólo seis han logrado sellar el mes de octubre con saldo positivo, liderados por ACS (+13,7%), muy por delante de Iberia (+7,6%), BME (+5,6%), Banesto (+4,32%), Endesa (+0,54%), y Enagás (+0,20%).

   En el polo opuesto, 13 valores del selectivo han acabado con un saldo mensual negativo superior al 20%, y siete han perdido más del 25% de su valor.

   A la cabeza de las pérdidas está Gamesa (-46,92%), Sacyr Vallehermoso (-37,88%), Acciona (-30,62%), Repsol (-29%), Técnicas Reunidas (-25,5%), Ferrovial (-25,5%), Criteria (-25,22%), Iberdrola Renovables (-22,55%), Acerinox (-22,21%), OHL (-21,79%) y BBVA (-21,55%), arrastrado por las decisiones económicas del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

   El resto de valores bancarios no escapó a los 'números rojos', salvo Banesto. Así, Santander se dejó un 20,29% en octubre, pese a confirmar que mantiene su previsión de ganar 10.000 millones de euros en el conjunto del año, más que Popular (-14,72%), Bankinter (-4,34%), Sabadell (-2,39%).