Editor de InmoDiario.
Inmodiario

VIGO, 31 Oct.    Caixanova obtuvo un beneficio neto de 115,4 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que representa un descenso del 39,6 con respecto al mismo periodo del pasado ejercicio, informó hoy la entidad.

   La caja gallega indicó que este resultado neto se produjo tras haber destinado 95,5 millones al capítulo del saneamiento de la inversión crediticia y reducir el resultado extraordinario de operaciones financieras en 80 millones de euros, ya que el año pasado el mismo incorporaba los 125 millones de plusvalías obtenidas tras la venta de Itínere. El margen financiero básico mejoró en un 9,2%.

   La morosidad de Caixanova se situó a finales de septiembre en el 2,36%, 1,05 puntos más que en el trimestre anterior, pero 56 centésimas por debajo de la del conjunto de las cajas de ahorros, que se elevó al 2,92%, mientras que el índice de cobertura alcanzó un 88,9%, 15,8 puntos mejor que la media del sector.

   Por otro lado, resaltó que, a través de una prudente política de provisiones, ha constituido un fondo de insolvencias de más de 367 millones de euros, contando con 232 millones de euros para provisionar eventuales insolvencias específicas, suficientes para soportar posibles incrementos de la morosidad durante el próximo año y medio, en caso de que ésta siguiese incrementándose en el futuro al mismo ritmo que lo ha hecho en los últimos meses.

   Del mismo modo, subraya que la buena evolución de los depósitos a plazo fijo, junto al hecho de que Caixanova no tiene vencimientos importantes de títulos en mercados mayoristas hasta 2010, le mantiene con una holgada posición de liquidez, con una capacidad de utilización de fuentes de liquidez de 3.274 millones de euros.

   Así, la caja recuerda que esta buena posición le ha permitido adquirir el pasado mes un 35,44% del capital social de R, por valor de 150 millones de euros, por lo que la participación de de la caja de ahorros gallega en la teleoperadora del cable asciende al 66,24%.

   Caixanova incrementó su inversión crediticia un 10,6% en el tercer trimestre del año en relación con el mismo período del ejercicio anterior, 2,2 puntos mejor que la media del sector, hasta los 17.287 millones de euros.

   La entidad atribuyó este resultado al avance experimentado en préstamos sindicados -un 19% más-, préstamos hipotecarios -un 14,5% más- y préstamos personales -un 11,1% más-. Además, la contratación de préstamos a autónomos y pymes se incrementó en un 20% durante este año.

   En lo que respecta a recursos ajenos, el incremento interanual fue del 8,2%, hasta los 20.575 millones de euros, y destacó el avance en los depósitos a plazo fijo, que crecen un 31,8%, 11 puntos más que la media del sector.

   En términos generales el volumen de negocio de Caixanova aumentó un 6,3%, cifra que se incrementa hasta un 9,3% si sólo se tienen en cuenta las partidas reflejadas en el balance. La cifra llega a los 41.498 millones de euros.

   Los recursos propios se sitúan en 2.715 millones de euros, con un exceso de 698 millones de euros, un 33,8% más que el legalmente exigido. Esto hace que el coeficiente de solvencia se sitúe en el 10,7%, que supera en 2,7 puntos el mínimo legal, lo que pone de relieve la fortaleza de Caixanova para afrontar la actual situación económica.

   Estos datos fueron explicados por el director general de la entidad, José Luis Pego, a los miembros del Consejo de Administración de la entidad, que se reunieron en las instalaciones de las Bodegas Cálem -pertenecientes al holding Sogevinus, participado en su totalidad por Caixanova-, en Oporto, tras visitar los nuevos edificios que acogerán la sucursal de Caixanova en la ciudad portuguesa, los servicios centrales para Portugal y la delegación lusa de su Escuela de Negocios, que se inaugurarán en breve.

MÁS OFICINAS

   Durante los nueve primeros meses del año Caixanova ha continuado con su plan de expansión con la apertura de 36 oficinas, por lo que actualmente su red comercial está compuesta por 577 unidades y está presente, además de en España, en otros cinco países europeos y otros tantos americanos, convirtiéndose en una de las cajas de ahorros españolas más internacionalizadas.

   De esta forma la caja de ahorros gallega refuerza su posición fuera de Galicia, tras estar presente ya en la mayor parte de las capitales de provincia y contar con una red de más de 50 sucursales en la Comunidad de Madrid. Su previsión es seguir creciendo en lo que queda de ejercicio hasta acercarse al medio centenar de aperturas en 2008, lo que supondría un crecimiento superior al del año pasado, en el que se pusieron en marcha 39 nuevas oficinas. Actualmente el 28,25 por ciento de la red comercial de Caixanova está fuera de Galicia

   En Europa, además de en España, posee tres oficinas operativas en Portugal y oficinas de representación en París, Londres, Fráncfort, Zurich y Ginebra. Y en América cuenta con una oficina operativa en Miami, desde donde se canalizan todas las operaciones del continente, apoyándose en las sucursales de México DF, Caracas, Buenos Aires y Sao Paulo. Actualmente el balance internacional de Caixanova representa el 11,5% del total, mientras que el volumen de negocio de no residentes es el 6,3% del total.