Editor de InmoDiario.
Inmodiario

MADRID, 31 Oct.    Las familias españolas destinaron el 48,7% de su renta bruta disponible a financiar la compra de vivienda en el tercer trimestre de 2008, casi tres puntos más que en el mismo periodo del año anterior, y 2,2 puntos más que en el conjunto de 2007, según los últimos datos del Banco de España recogidos por Europa Press.

   Este porcentaje contrasta con el 36,4% de la renta bruta familiar que era necesario destinar a tal fin en 2005 y con el 35% que destinaban las familias a la compra de vivienda en 2004.

   Los datos de la autoridad monetaria indican que el endeudamiento de los hogares por la compra de vivienda se mantiene en niveles muy elevados tras las subidas registradas en el pasado ejercicio, cuando el esfuerzo familiar para la compra de una vivienda pasó de situarse en un 43,3% de la renta en los tres primeros meses de 2007, al 44,2% en el segundo trimestre, 45,4% en el tercero y 46,5% al cierre del año.

   A pesar de la evolución de los precios de la vivienda en el tercer trimestre, el Euribor, tipo al que se conceden la mayoría de las hipotecas en España, cerró el mes de septiembre en el nivel del 5,384%, 0,061 puntos por encima de la cota de agosto, según confirmó el Banco de España.

   El precio medio de la vivienda libre se situó en 2.068,7 euros por metro cuadrado al cierre del tercer trimestre del año, lo que supone un descenso del 1,3% respecto al trimestre anterior. Sin embargo, en tasa interanual, el precio de la vivienda aumentó un 0,4% en el mismo periodo, el menor incremento desde 1997, según datos del Ministerio de Vivienda.

   Además, el importe medio de las hipotecas sobre viviendas cayó un 6,38% respecto en julio en comparación con el mismo mes del año anterior y se situó en 140.402 euros, un 1,08% inferior al registrado en junio.

UNA VIVIENDA CUESTA 7 VECES LA RENTA DISPONIBLE.

   Según el Banco de España, en el tercer trimestre del año el precio de una vivienda de tipo medio (93,75 metros cuadrados) era 6,7 veces superior a la renta bruta disponible de un hogar mediano, un poco menos que en el trimestre anterior y que en todo el 2007 y 2006.

   Descontando las deducciones de las que se benefician las familias por compra de vivienda a través del IRPF (un 15% con carácter general hasta un máximo de 9.015 euros anuales), los hogares destinaron el 39,1% de su renta bruta disponible a financiar la adquisición de su vivienda en los tres primeros meses de 2008, cifra superior a la del cierre de 2007 y muy superior al 29,9% que fue necesario en el 2006.