Editor de InmoDiario.
Inmodiario

SEVILLA, 30 Oct.    La nueva Suraval, nacida de la fusión con Crediaval, comienza a operar desde hoy tras firmar su escritura de fusión, de forma que se convertirá en la séptima sociedad de garantía recíproca de España y una de las que presentan "mejor solvencia" de todo el país, según indicaron a Europa Press fuentes de la nueva sociedad.

   Al acto de firma de la escritura de fusión, mediante la que la integración de ambas sociedades de garantía recíproca adquiere plena eficacia jurídica desde ese momento, acudieron la directora general de Política Financiera de la Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía, Asunción Peña, y el presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero, que coincidieron en la mayor capacidad de la nueva sociedad fusionada para "favorecer el dinamismo empresarial en un contexto de mayores dificultades financieras para las pymes".

   Según indicó Suraval en una nota, de esta forma, el Gobierno andaluz, que posee el 40% de esta sociedad, ha mostrado su apoyo a la fusión entre ambas sociedades de garantía recíproca. El accionariado de la 'nueva' Suraval se mantendrá tal cual, siendo su presidente el hasta ahora presidente de esta sociedad, Rafael García, y como consejero delegado Pablo Millán, anterior presidente de Crediaval.

   Tras la firma de la fusión, tuvo lugar el primer consejo de administración de Suraval, donde Rafael García hizo hincapié en las posibilidades que se abren con la fusión y en las ventajas que de ella se derivarán para el tejido productivo andaluza, especialmente para las pymes.

   Así, señaló que las empresas "se beneficiarán de mejores condiciones de acceso a la financiación, un mayor número de entidades financieras con las que negociar y una mejora de la calificación de su riesgo". Asimismo, destacó que con la nueva Suraval, "las entidades financieras pueden lograr una mayor introducción en el territorio y más empresas clientes, así como mayor confianza, mientras que para las administraciones públicas debe suponer una mayor posibilidad de trasladar las ayudas e incentivos de forma homogénea a todo el tejido productivo y de establecer programas de colaboración y nuevas fórmulas de apoyo a la economía productiva".

   Por su parte, el consejero delegado de Suraval, Pablo Millán, ex presidente de Crediaval, subrayó que la sociedad fusionada "tiene una dimensión más acorde a las recomendaciones del Banco de España y a los nuevos requerimientos que vendrán dados por los Acuerdos de Basilea II", y destacó el compromiso de todos los ejecutivos y directivos de la sociedad por "aprovechar las oportunidades de la fusión e instaurar un estilo homogéneo en toda la organización".

   Según datos de finales de 2007, la nueva Suraval trabaja con más de 6.000 pequeñas y medianas empresas andaluzas repartidas entre Cádiz, Huelva, Sevilla, Córdoba y Málaga, dispone de  un riesgo vivo superior a los 244 millones, sus recursos propios son de 27 millones de euros y el ratio de solvencia se sitúa en el 12,2%, muy por encima de la media del sector (10,68%).

   Las previsiones tras la fusión pasan por alcanzar un riesgo vivo avalado superior a los 400 millones de euros en 2011. Del mismo modo, la nueva Sociedad espera incrementar un 40% en tres años el número de pymes con las que trabaja.

   El inicio del proceso de integración entre Crediaval y Suraval se remonta a finales del mes de diciembre de 2007, fecha en la que ambas entidades suscribieron un Protocolo de Fusión entre Crediaval SGR y Suraval SGR que trazaba las líneas fundamentales del proceso de integración amistosa y voluntaria entre ambas Sociedades, mediante la fusión por absorción de Crediaval por parte de Suraval.