Editor de InmoDiario.
Inmodiario

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -


   El presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE), José Manuel Galindo, se mostró hoy convencido de que el día que las entidades financieras vuelvan a conceder créditos para la compra de viviendas se podrá llegar a "un punto de encuentro" entre oferta y demanda sobre el precio de los inmuebles.

   En declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, Galindo señaló que lo que debería preocupar ahora es que vuelva a haber liquidez, tanto en el sector de la construcción como en otros.

   "Estoy absolutamente convencido de que, si hubiera dinero para comprar, no habría que preocuparse por el precio, porque seguro que se encuentra un punto de encuentro entre la oferta y la demanda", indicó.

   A pesar de todo, el presidente de APCE señaló que el problema del precio de la vivienda es importante, pero "subsidiario", porque ahora no hay referencia para establecer cuál debe ser el precio de compra de los inmuebles.

   "No tiene referencia porque no hay dinero para comprar a un determinado precio, ya que las entidades no están financiando y, si no financian, difícilmente se puede fijar un precio", añadió.

   Preguntado por las empresas de la construcción que podrían acogerse a la oferta pública de compra de suelo anunciada ayer por la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, Galindo explicó que "teóricamente" todas lo podrían hacer, aunque puntualizó que algunas quedarán excluidas por las limitaciones de dimensión que establece el plan del Ejecutivo.

   El presidente de APCE explicó que se trata de una medida de "transformación de suelo", pero no de producción de vivienda, que permitirá que dentro de entre dos y cuatro años haya suelo para entre 15.000 y 20.000 viviendas de protección oficial.

   En este sentido, Galindo descartó que se trate de una ayuda a las constructoras, a pesar de que son estas empresas las que levantarán las viviendas en el suelo adquirido por la Administración.

   Respecto a las fórmulas que necesita en el sector para salir de la crisis, el presidente de APCE señaló que "no queda más remedio" que vender los 'stocks', que calculó que podrían situarse entre las 700.000 y las 800.000 viviendas una vez se hayan terminado los inmuebles iniciados hace un año.

   Para Galindo, este 'stock' choca con una demanda "real" de entre 400.000 y 450.000 viviendas anuales que, en su opinión, se siguen necesitando.

   Respecto a las declaraciones del anterior presidente de APCE, Guillermo Chicote, en las que señaló que antes de bajar un 30% el precio de la vivienda prefería dar los inmuebles al banco, Galindo se mostró convencido de que lo que quiso decir es que "hay un tope" para la rebaja de precios, que es el valor que tienen hipotecado los bancos. "No quiero entender que lo dijera con el espíritu de que antes de bajar los precios, se tira el producto", indicó.