Editor de InmoDiario.
Inmodiario

 MADRID, 27 Oct. La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, anunció hoy que mañana se abrirá el plazo para acudir a la oferta pública de compra de suelo, a la que el Gobierno destinará inicialmente 300 millones de euros.

   Como publicará mañana el BOE, el plazo finalizará el 29 de diciembre, momento a partir del cual la entidad estatal Sepes evaluará las ofertas durante un periodo de cuatro meses antes de tomar una decisión de compra. A continuación, la oferta tendrá una vigencia de cuatro años.

   Como recordó Corredor en rueda de prensa durante un receso del Consejo Estatal de Seguimiento del Plan de Vivienda, el Gobierno invertirá inicialmente 300 millones de euros, a los que se sumarán otros 130 millones en la urbanización.

   Además, está previsto que las viviendas protegidas que construyan los promotores, tanto públicos como privados, generen una inversión de 2.400 millones de euros, con un efecto económico de hasta 2.780 millones de euros y permitan la construcción de entre 15.000 y 20.000 VPO.

   Según señaló Corredor, esta iniciativa "pretende dinamizar, desde el sector público, la urbanización de suelo para evitar el estrangulamiento de la vivienda protegida a medio plazo".

   "Los tiempos de transformación del suelo, que duran entre dos y cuatro años, y la escasa transformación actual, hacen necesario actuar con medidas complementarias para garantizar la disponibilidad de suelo para VPO de los próximos años, cuando se reactive el sector residencial y una vez reabsorbido el 'stock' de viviendas terminadas", añadió.

PRIORIDAD A MUNICIPIOS DE MÁS 20.000 HABITANTES.

   Según las bases técnicas de oferta aprobadas hoy por el Consejo de Administración de Sepes, las parcelas ofrecidas deberán tener una superficie que permita la construcción de al menos 300 viviendas, con la excepción de Ceuta y Melilla, donde el mínimo será de 150 viviendas.

   Asimismo, la oferta se destina para los municipios de más de 20.000 habitantes, dando prioridad a las propuestas que consoliden zonas urbanas, por lo que se atenderá preferentemente ofertas próximas a núcleos urbanos y en zonas degradadas o que unan dos desarrollos. Además, sólo se acometerán operaciones económicamente viables y en las que Sepes tenga la iniciativa urbanística.

   Por otro lado, el pliego de condiciones establece que al menos el 50% de cada ámbito se adquiera a precio de vivienda protegida de alquiler o de precio básico, mientras que el resto podrá ser una combinación del precio del suelo de los otros tipos de vivienda protegida. A este suelo se le descontarán todos los costes que sean necesarios para la transformación de los terrenos.