Editor de InmoDiario.
Inmodiario

MADRID, 25 Oct.    Cuatro de cada diez autónomos extranjeros son rumanos, británicos o chinos, por delante de otras nacionalidades como alemanes o marroquíes, según un informe de la organización de autónomos ATA.

   Concretamente, uno de cada cinco autónomos extranjeros es rumano (19,6% del total), porcentaje que ha disminuido en los tres últimos meses, desde el 20,4% registrado en el mes de junio.

   A continuación, los emprendedores procedentes del Reino Unido suponen el 10%, en mayor proporción que los chinos (9,9%), alemanes (6,5%), marroquíes (6,1%), italianos (6%), franceses (4,2%) y portugueses (3,5%).

   Por otro lado, del total de autónomos extranjeros, el 60,5% proceden de la UE y el resto son extracomunitarios. Casi todas las comunidades autónomos siguen este esquema salvo Ceuta y Melilla, donde el 89% de los trabajadores autónomos extranjeros proceden de fuera de la UE, frente al 11% que son comunitarios.

   En Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía se concentran el 63,7% del conjunto de inmigrantes autónomos. Si bien, el informe señala que las comunidades donde el porcentaje de emprendedores extranjeros sobre el total es mayor son Baleares (17,7%), Canarias (14,6%), Madrid (10,5%), Comunidad Valenciana (9,5%) y Ceuta y Melilla (9,4%). En el otro extremo se sitúan Extremadura (2%), Galicia (2,1%), Asturias (2,7%) y Castilla y León (3,3%).

LA CRISIS GOLPEA A LOS AUTÓNOMOS.

   Por otro lado, ATA pone de manifiesto que la crisis está golpeando ya al colectivo de los trabajadores extranjeros por cuenta propia, uno de los colectivos que más había crecido en los últimos años. De hecho, cada día de los últimos tres meses, una media de 41 inmigrantes autónomos se han dado de baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social (RETA).

   En concreto, desde el mes de julio, 3.665 extranjeros han dejado de cotizar al RETA y sólo en septiembre las bajas de este colectivo a la Seguridad Social han sumado 968, con un descenso del 0,4% respecto al mes de agosto.

  A pesar de la tendencia a la baja en las afiliaciones de los autónomos extranjeros, su crecimiento positivo a lo largo del año ha servido para compensar en parte el descenso de la afiliación general (españoles y extranjeros) al RETA. Así, mientras que en los nueve primeros meses del año los cotizantes autónomos se han reducido en 31.720, los extranjeros inscritos en el RETA han subido en 10.513 personas.

LA CONSTRUCCIÓN, EL SECTOR MÁS AFECTADO.

   La construcción es el sector que está acusando un mayor número de bajas. Las afiliaciones de los extranjeros a este sector no han parado de descender desde el mes de marzo, de forma que en los últimos seis meses la construcción ha perdido 7.400 cotizantes extranjeros por cuenta propia. Pese a ello, continúa siendo la actividad donde se concentran un mayor número de inmigrantes autónomos, con el 27,4% del total.

   Por el contrario, en el último semestre, el comercio y la hostelería han visto crecer su número de autónomos extranjeros en 2.770 y 3.251 ocupados, hasta representar el 22,7% y el 16,1% del total.

   Según el presidente de ATA, Lorenzo Amor, la situación de los autónomos comienza a ser "preocupante", por lo que es "necesario" y "urgente" poner en marcha medidas para que el autoempleo constituya una fórmula viable y de futuro para generar puestos de trabajo.