Editor de InmoDiario.
Inmodiario

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -  


   El consejero del Banco Central Europeo (BCE), José Manuel González Páramo, aseguró hoy que las medidas adoptadas por los gobiernos y bancos centrales frente a la crisis financiera ya están teniendo algún efecto positivo y pidió a los bancos que actúen en los mercados financieros para facilitar liquidez en el sistema.

   "Después de lo hecho, los bancos tienen que ser conscientes de que ahora pueden recrear el mercado e intermediar de nuevo", señaló González Páramo en unas jornadas organizadas por el IESE en Madrid. "Este no puede ser de nuevo un estado estático", advirtió, tras hacer un llamamiento para que la industria financiera dé una señal de su compromiso.

   En esta misma línea, consideró "esencial" que los agentes mantengan la compostura en un momento como el actual, y aseguró que evitar excesivamente el riesgo puede ser "tan malo" como tener un apetito excesivo. Así, resaltó la necesidad de mantenerse tranquilos y de tratar de evitar el proteccionismo y no racionalizar los mercados a nivel nacional y europeo.

   A su juicio, las medidas adoptadas hasta ahora supondrán "un respiro" para el mercado, que permitirá que otros sigan adoptando otras iniciativas, y ya están mostrando algunos "signos positivos", puesto que han ayudado a mitigar los problemas de liquidez y han permitido que los mercados estrechen diferencias.

   Para González Páramo, es "básico" entender lo que hay detrás de las tensiones actuales para llevar a cabo una acción "más apropiada", puesto que la economía atraviesa tiempos extraordinarios, que suponen un gran desafío para el sistema global, ya que la incertuidumbre permanece sobre las entidades y los inversores.

   Tras repasar las iniciativas del BCE en los últimos meses y confiar en que ayuden a mejorar el funcionamiento de los mercados, reconoció que el Eurosistema ha asumido riesgos que, en cualquier caso, confió en superar a través de medidas de control.

   González Páramo destacó la importancia de trabajar a nivel global contra la crisis, ya que, a su parecer, al principio las actuaciones se centraron en afrontar las dificultades aisladas de una institución, mientras que las perturbaciones actuales pueden poner en riesgo la estabilidad financiera global.

   Entre otras cosas, apostó por garantizar la transparencia, fortalecer la gestión de riesgo, incentivar la cadena de titulizaciones y aumentar los colchones de liquidez.

   "No podemos aportar fondos, pero sí audar con inyecciones de liquidez", indicó, tras asegurar que el BCE no ha querido en ningún momento aliviar las preocupaciones de solvencia de las entidades, sino poner liquidez para ayudar.

   "Afrontemos a la realidad"", resaltó, tras admitir que éste es un buen momento para "hacer algo" con las rigideces de mercado que se pueden ver a este lado del Atlántico y que no ayudan a los ajustes rápidos ante la nueva información y el nuevo entorno económico. "La incertidumbre ha ido demasiado lejos", advirtió González Páramo, quien insistió, una vez más, en la necesidad de restaurar la confianza en el sistema.

   En cuanto a la bajada conjunta de tipos acometida el pasado 8 de octubre, explicó que las principales causas que la motivaron fue la necesidad de que cada Banco Central enviara señales contundentes a todo el mundo para enfrentarse a los actuales retos económicos.

PREVÉ DESCENSOS DE LA INFLACIÓN.

   En este sentido, aseguró que los bancos centrales, sobre todo el BCE y la Reserva Federal (Fed) siempre han estado muy cerca intercambiando constantemente información y análisis, aunque reconoció que esta colaborción se ha hecho más intensa ante la actual coyuntura y se ha materializado en pasos coordinados para inyectar liquidez al sistema.

   Sobre la evolución de los precios, González Páramo confió en que sigan bajando en el futuro, aunque condicionó los descensos a la evolución del precio del crudo y de otras materias primas, y resaltó, una vez más, de seguir manteniendo las expectativas de inflación antes las actuales perturbaciones por ser una condición para garantizar la estabilidad financiera. "Haremos lo que sea necesario para asegurar nuestro mandato", indicó.