Editor de InmoDiario.
Inmodiario

MADRID, 24 Oct.   Las dos principales organizaciones empresariales del sector fotovoltaico, la Asociación Empresarial Fotovoltaica (AEF) y la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF), ofrecieron hoy su colaboración al Ministerio de Industria en sus inspecciones, indicaron fuentes de ambas asociaciones a Europa Press.

   AEF dice "aplaudir" y "apoyar" la disposición de Industria a incrementar los controles y aboga por la "total transparencia del sector". "Somos los primeros interesados en que los controles y la calidad sean máximos porque repercuten en favor de nuestra industria", señalan las fuentes de la organización, que representa a trece grandes empresas fotovoltaicas que canalizan el 70% de la inversión en España.

   "El sector saldrá más reforzado cuanto mayores sean la transparencia y el rigor a la hora de determinar la actividad y las primas de unos y de otros, y en esa tarea el Ministerio cuenta con la colaboración y el apoyo plenos de AEF", añaden.

   Por su parte, ASIF se muestra "expectante" y "dispuesta a colaborar" con las inspecciones ordenadas por Industria. "ASIF está abierta a colaborar con Industria para solucionar cualquier posible irregularidad", afirma la organización, que recuerda que las inspecciones no suponen una novedad, ya que el recientemente aprobado Real Decreto 1578/2008 ya contempla la obligatoriedad de que la Comisión Nacional de la Energía (CNE) realice este tipo de supervisión.

   En julio, aprovechando la orden sobre revisión de tarifas eléctricas, Industria ordenó que se revisen las plantas fotovoltaicas para conocer cuáles se quedarán o no en el anterior marco regulatorio, contemplado en el RD 661/2007, que expiró en septiembre.

   El nuevo marco contempla una bajada del 35% en las primas y potencia las instalaciones de techo frente a las de suelo. Además, establece registros trimestrales para las nuevas plantas y fija techos a la instalación de megavatios anuales.

   Como el nuevo Real Decreto no tiene carácter retroactivo, los promotores se han apresurado a concluir y conectar las plantas a la red antes de que expirase la anterior regulación y, con ello, sus primas. Industria quiere saber si alguna planta que llegó a tiempo al anterior marcó cometió irregularidades e incumple en realidad los requisitos.